Dylan Farrow, la hija adoptiva de Woody Allen y Mia Farrow que acusó al cineasta de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía siete años, ha vuelto a reafirmarse en sus acusaciones en la primera entrevista televisiva que concede y asegura con rotundidad: "soy creíble y digo la verdad".

Dylan Farrow, la hija adoptiva de Woody Allen y Mia Farrow, que ahora tiene 32 años, ha ofrecido su primera entrevista en televisión, en la que se ha reiterado en las acusaciones de abuso sexual al conocido cineasta.

Hace cuatro años publicó una carta abierta en el New Yok Times donde relataba los abusos sufridos por parte de su padre. Al ser preguntada por el periodista Gayle King sobre si ha vuelto a sacar este tema a la luz para acabar con Woody Allen, Dylan Farrow respondió con dureza. "¿Por qué no debería querer derribarlo? ¿Por qué no debería estar enfadada? ¿Por qué no debería estar herida? ¿Por qué no debería sentir una especie de indignación por haber sido, ignorada, apartada y por no haberme creído todos estos años?", dijo.

"Todo lo que puedo hacer es contar mi verdad y esperar que alguien me crea en lugar de solo escucharme", añade la joven en la entrevista.