Se Estrena » Noticias

YA EN CINES

Los herederos de la familia Gucci, en pie de guerra contra Ridley Scott y 'La Casa Gucci'

El pasado viernes llegó a los cines 'La Casa Gucci', la particular visión de Ridley Scott sobre lo ocurrido con dicha familia y emporio de la moda en los años 80 y 90. Parece que los herederos de la conocida dinastía italiana tienen mucho que decir al respecto.

Publicidad

Los herederos de la dinastía de la moda Gucci no están contentos con 'La Casa Gucci', la última película de Ridley Scott que aborda lo ocurrido con la familia en las décadas de los 80 y 90. Más bien al contrario.

En un comunicado publicado este lunes, los herederos de Aldo Gucci, interpretado por Al Pacino en la película y quien dirigió la casa de moda durante 33 años hasta mediados de la década de 1980, se sienten agraviados por el hecho de que ni Ridley Scott ni su equipo les hayan hecho preguntas sobre la familia antes de hacer la película, y por haberles representado, así como como "matones, ignorantes e insensibles al mundo que les rodea".

En la cinta, Jeremy Irons interpreta al hermano de Aldo, Rodolfo, que a su vez es padre de Maurizio Gucci (Adam Driver en la película), quien se hizo cargo de la empresa hasta que fue asesinado en 1995 por un sicario contratado por su ex mujer, Patrizia Reggiani, a quien da vida Lady Gaga.

Basada en el libro de no ficción publicado en el 2000 'The House of Gucci: A Sensational Story of Murder, Madness, Glamour, and Greed', la película, según han expresado ahora los Gucci, "atribuye a los protagonistas de los conocidos acontecimientos un tono y una actitud que nunca se correspondió con la suya. "Esto es extremadamente doloroso desde un punto de vista humano y un insulto al legado sobre el que se construye la marca hoy", continúa diciendo el comunicado.

Los herederos de la familia Gucci cargan también contra "declaraciones de los miembros del reparto" que parecen defender a Reggiani, mostrándola como "una víctima que intenta sobrevivir en una cultura corporativa machista".

El comunicado recalca que Gucci fue "una empresa inclusiva" durante sus 70 años de historia bajo el control directo de la familia Gucci, y en la década de 1980, cuando le suceden gran parte de los hechos mostrados en la película, había varias mujeres en puestos de responsabilidad.

El comunicado termina diciendo que "Gucci es una familia que vive honrando el trabajo de sus antepasados, cuya memoria no merece ser perturbada para escenificar un espectáculo falso y que no hace justicia a sus protagonistas".

No obstante, parece que la familia no ha emprendido ninguna acción legal al respecto, aunque han insistido en que "los miembros de la familia Gucci se reservan el derecho de tomar medidas para proteger el nombre, la imagen y la dignidad de ellos mismos y de sus seres queridos".

Patricia Gucci, disconforme con la película de Ridley Scott

Patricia Gucci, la única hija de Aldo que sigue viva, ya había acusado previamente a Ridley Scott de "robar la identidad de una familia para obtener ganancias". El director ha desestimado tales críticas, citando la historia accidentada de la familia Gucci.

"Hay que recordar que un Gucci fue asesinado y otro fue a la cárcel por evasión de impuestos, por lo que no puede estar hablando conmigo de obtener ganancias", contestó Scott al en el programa Today de BBC Radio 4 la semana pasada. "En el momento en que haces algo así, pasas a formar parte del dominio público".

Seguro que te interesa:

Jared Leto cuenta cómo se preparó para 'La Casa Gucci': "Tenía aceite de oliva por sangre"

Publicidad