Con el primer avance de 'Toy Story 4', Pixar nos ha hecho ponernos nostálgicos. Hace casi una década del emotivo final de 'Toy Story 3'. Aquella secuencia en la que Andy se despedía de su niñez y regalaba sus juguetes a un nuevo niño. Lo que parecía un final cerrado, en el que Woody, Buzz y el resto de juguetes vivirían felices jugando, resultó no ser más que el comienzo de una nueva historia.

"Como la mayoría de la gente, asumí que 'Toy Story 3' era el final de la historia. Y fue el final de la historia de Woody con Andy. Pero al igual que en la vida, cada final es un nuevo comienzo", explica en una entrevista a Entertaining Weekly, el director de la nueva película, Josh Cooley.

El cineasta ha adelantad, además, que Woody será una vez más el personaje principal con más relevancia y se enfrentará al comienzo de una nueva vida:"Woody ahora está en una habitación nueva, con juguetes nuevos y un niño nuevo, es algo que nunca antes habíamos visto. Las preguntas de cómo sería eso se convirtieron en el comienzo de una historia entretenida que vale la pena explorar", ha explicado el director de 'Inside Out'.

En la misma entrevista, Cooley también habló de Forky, un nuevo juguete hecho a partir de un tenedor de plástico que se enfrentará a una "crisis existencial" por cumplir con su nuevo propósito como juguete, que acabará afectando a la relación del resto de personajes.

'Toy Story 4' se estrenará en junio de 2019, donde volveremos a escuchar las voces de Tom Hanks y Tim Allen como los inseparables Woody y Buzz.