Tarantino ya ha presentado su noveno trabajo 'Érase una vez en Hollywood', y aunque en España aún no podamos disfrutar de ella, en Estados Unidos ya ha comenzado a proyectarse. Con motivo de su promoción, algunos actores están dando entrevistas como es el caso de Margaret Qualley, que ha confesado las dificultades que tuvo para llevar a cabo una escena por las particularidades del cineasta.

Y es que Quentin tiene una obsesión con los pies, y muchas de las actrices que han salido en sus películas han tenido un plano muy específico de sus extremidades inferiores. Podemos ver los de Uma Thurman en 'Pulp Fiction', los tacones de Diane Kruger en 'Malditos Bastardos' y 'Érase una vez en Hollywood' no iba a ser una excepción.

Esta vez le ha tocado a Qualley, actriz que interpreta a una seductora mujer que pertenece a la familia Manson. En una escena, Bratt Pitt recogerá a la mujer en medio de la carretera, y esta apoyará los pies en el salpicadero del coche. La actriz ha comentado en IndieWire lo difícil que le resultó realizar la escena.

Margaret Qualley en la premiere de 'Érase una vez en Hollywood' | Gtres

"Quentin, esto es una mala idea, no tengo unos buenos pies", contaba la actriz en la entrevista sobre la conversación que tuvieron ante la inminente escena. "Estuve demasiado tiempo utilizando zapatillas de puntas como para enseñarle mis pies al mundo", confiesa, ya que también es bailarina.

"Tuvimos un gran debate Quentin, Brad y yo. Ellos intentaban animarme, pero al principio, no me veía con el valor para hacerlo". La actriz también cuenta la buena conexión que tuvo con el director, al ser ambos igual de entusiastas a la hora de grabar.

····

Seguro que te interesa

Nuevo tráiler de 'Once Upon a Time in Hollywood': Brad Pitt conoce a Charles Manson y Leonardo DiCaprio es vecino de Margot Robbie