Renée Zellweger, la actriz estadounidense de cincuenta años ha conseguido en la gala de los Globos de Oro el premio a la mejor actriz por 'Judy', protagonizando así un importante momento que supone el retorno de la intérprete a lo más alto de Hollywood después de muchos años sin poder estar presente en el evento.

Por ello, Zellweger ha querido expresar sus emociones con un conmovedor discurso en el que ha dado las gracias a todos aquellos que han sido parte de ella durante esta última etapa profesional que ha vivido. Sin embargo, lo que más ha impactado a los espectadores no han sido sus palabras, sino el tono de las mismas. Nos referimos a que a lo largo del discurso, la actriz ha ido combinando acentos, es decir, se le ha colado alguna que otra palabra en un tono propio de la zona en la que se crió, Texas. Esto ha sorprendido a los fans, ya que muchos no tenían idea de las raíces de la intérprete.

Por ello, su representante ha dicho a Page Six que el acento de su clienta no es una novedad: "Ella siempre ha tenido un acento sureño. Quizás los espectadores que no le habían escuchado antes se han sorprendido". Igualmente, según USA Today la misma Zellweger pudo explicarse después de la entrega de premios: "Mi cerebro estaba revuelto. Aparentemente, la adrenalina y la memoria no se mezclan, pero en verdad no es así", finalizó la ganadora del premio a la Mejor Actriz.

 

Seguro que te interesa:

La drástica transformación física de Renée Zellweger para dar vida a Judy Garland