La saga 'Harry Potter' descubrió a muchos actores que no eran más que niños y los catapultó hacia la fama. No todos persiguieron una extensa carrera en el cine, pero siguen siendo recordados por los años en los que dieron vida a sus papeles en el mundo mágico.

Uno de estos actores que todos recordamos es Devon Murray, que interpretó al inocente Seamus Finnigan, compañero de Gryffindor de los protagonistas y amigo inseparable de Dean Thomas (Alfred Enoch).

La madurez de Murray no ha sido nada fácil, y recientemente el joven se ha sincerado sobre su batalla contra la depresión que sufre desde hace diez años. El pasado lunes, con el Día Mundial de la Salud Mental, Devon recurrió a las redes sociales para concienciar sobre la enfermedad con su propia experiencia.

"He estado luchando contra la depresión en silencio durante diez años y hace poco que hablé sobre ello, y ha marcado una gran diferencia", confesaba en Twitter.

En una entrevista con RTE 2fm radio ha contado más sobre su sentida historia.

"La confianza en mí mismo y todo lo que tenía se vino abajo. Alejé a todos los amigos que tenía que me hubieran apoyado, no quería decirles lo mal que estaba. No quería que me miraran de una forma diferente. Fue lo peor que pude haber hecho, porque habrían estado ahí para mí".

El joven de 27 años también ha revelado que ha tenido pensamientos suicidas, y que ese fue su punto de no retorno.

"Era un desastre. Sentía que había decepcionado a mis padres y que no podía hacer nada bien. [...] Un día estaba en un establo, donde había limpiado las cuadras de los caballos, los dejé salir al campo, y tenía una cuerda. La lancé a una de las barandillas. Estaba básicamente a punto de ahorcarme... Había tenido impulsos así antes, pero nunca los había llevado tan lejos".

Continuando su emotivo discurso, Devon relató cómo llamó a sus padres para despedirse en un inconsciente grito de ayuda y afortunadamente esto fue lo que le salvó.

Ahora el actor continúa su batalla pero con todo el apoyo que necesita, y buscando concienciar a todos aquellos que están pasando por lo mismo para que pidan ayuda.

"Me arrepiento completamente de no haber dicho lo que estaba sintiendo cuando tenía 16 años".