La llegada de 'Animales fantásticos' hace escasos tres años revivió aún más el éxito del fantasioso mundo de 'Harry Potter', especialmente al estrenarse la última película 'Animales fantásticos: Los Crímenes de Grindewald' en la que revisitamos Hogwarts.

Sin embargo, esto no ha impedido que los fans más extremos sigan encontrando guiños, detalles y hasta fallos de guión en las películas originales. La última contradicción que se ha desvelado está relacionada con varios personajes: Harry Potter, Neville Longbottom y los dementores.

Tal y como sabemos, a raíz de la película 'Harry Potter y el prisionero de Azkaban', el protagonista de la cinta quedaba debilitado cada vez que tiene un encuentro con un dementor, ya que son criaturas con poderes letales que afectan al estado anímico y solo se puede acabar con ellas gracias al hechizo 'Expecto Patronum'. Desde ese momento, el mayor temor de Potter deja de ser Voldemort, pues tan solamente la presencia de una de estas criaturas sobrenaturales le afecta casi más que la de su enemigo número uno.

En un principio, las acciones que los dementores provocan sobre Harry se explicaron debido a los traumáticos eventos que vivió de pequeño con el trágico destino de sus padres, pero he aquí la trampa. Si los poderes de los dementores sobre Harry le afectaban de tal forma por el triste pasado que tuvo que vivir, ¿por qué a otro residente de Hogwarts, que al igual que Harry Potter vivió una situación traumática en su niñez, no le perturba tanto la presencia de estas figuras de ficción?

Nos referimos a Neville Longbottom, el personaje que vio con sus propios ojos cómo sus padres fueron torturados hasta la locura también por los secuaces de Voldemort, por lo que su trauma podía ser aún mayor que el del mago más querido del cine y hace que la teoría inicial pierda todo su sentido. Además, ¿no se suponía que Neville era un mago más 'débil' que Potter?

Seguro que te interesa:

El polémico mensaje de J. K. Rowling con el que ha decepcionado a muchos fans de 'Harry Potter'