En 1984 se estrenaba una de las películas más icónicas de la década, 'Un, dos, tres... Splash', y que marcó el comienzo de las meteóricas carreras de sus protagonistas, Tom Hanks y Daryl Hannah.

La película de Disney contaba la historia de Allen Bauer quien cuando era pequeño cayó al mar desde un marco y una pequeña sirena le salvó la vida. Años después, esta sirena consigue abandonar el mar y encontrar al amor a este joven del que se acabará enamorando, aunque antes tendrán que luchar contra el laboratorio que quiere capturar a la protagonista.

Ahora, 36 años después de su llegada a la gran pantalla los actores se han reencontrado telemáticamente junto al Eugene Levy, Brian Grazer (productor), Lowell Ganz y Babaloo Mandell (guionistas) y el director Ron Howard.

El artífice de este momento ha sido el actor de 'La Bella y la Bestia' y 'Frozen' Josh Gad en su show 'Reunited Apart' donde está reuniendo a los equipos de varias películas míticas de la época.

Durante esta conversación han recordados anécdotas de la película como por ejemplo que tuvieron que todos tuvieron que sacarse el curso de submarinismo: "Antes de rodar cualquier película, también teníamos que descubrir cómo íbamos a filmar debajo del agua", apunta el director.

Pero lo más llamativo ha sido el instante en el que Daryl ha confesado que estaba "aterrorizada" por besar a Tom Hanks y hay un motivo muy claro que te desvelamos en el vídeo de la noticia.

Seguro que te interesa:

Así son los 4 hijos de Tom Hanks, y el más desconocido es clavado al actor de 'Forrest Gump'