Suzanne Collins y Stephenie Meyer, escritoras de 'Los Juegos del Hambre' y 'Crepúsculo' respectivamente, pusieron el punto final a sus novelas hace años.

Jon Feltheimer, CEO de Lionsgate, no parece tener ganas de soltar la gallina de los huevos de oro, pero no a cualquier precio. La fidelidad a sus obras originales, atraparon tanto a los fans de los libros como a los nuevos espectadores que decidieron dejarse llevar por las aventuras del Capitolio y las de Edward Cullen. Por lo que sería complicado seguir sin aquellas que les imaginaron en primer lugar.

"Hay muchas historias que contar y estaremos listos para contarlas cuando sus creadoras estén listas para contarlas", ha afirmado Jon Feltheimer. Por lo que sí, Lionsgate quiere volver a su mejor momento en taquilla, pero para ello requiere de la participación de las verdaderas cabezas detrás de sus éxitos.

No sería la primera vez que esta expansión ocurre. Si la primera saga juvenil del siglo XXI fue Harry Potter y el resto siguió su camino, no sería de extrañar que en la segunda década vuelva a dictaminar los pasos a seguir de sus competidoras. J.K. Rowling se subió al barco de los spin-offs cinematográficos con 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos', escribiendo una nueva saga basada en su universo. Por lo que si las escritoras de estas dos franquicias deciden explorar nuevas historias, la industria de Hollywood está más que dispuesta a apoyarlas.

Estas nuevas tramas quedan en la imaginación de cada uno. De momento solo queda soñar con que esto llegue algún día de la mejor forma posible. Pero siempre y cuando Lionsgate respete la importancia de la participación de las escritoras, los seguidores pueden respirar tranquilos.