'Ant-Man y la Avispa' es el próximo estreno de Marvel y uno de los más esperados de este verano. Evangeline Lilly y Paul Rudd unirán fuerzas para enfrentarse al villano Ghost.

El caso es que la actriz tuvo dificultades en el rodaje por culpa de (sorpresa) su traje. Evangeline no podía entrar y salir del claustrofóbico traje con regularidad y estaba tan apretado que no podía comer normal.

"Lo que era terrible de llevar el traje era que me gusta comer, me gusta comer en grandes cantidades, y estaba en un traje muy apretado donde apenas podía respirar y menos comer. Así que tenía que alimentarme con pequeñas cantidades todo el día, y era molesto. Comía pequeñas porciones de polen de abeja todo el día y era lo único que podía", confesaba Lilly.

No dejemos pasar la ocasión de remarcar lo maravilloso que es que la Avispa solo pudiese tomar polen de abejas, pero ironías a un lado para que la actriz tuvo que pasar un mal trago. No obstante, Evangeline Lilly se ha mostrado encantada con su papel en la película y parece que al final le cogió el gusto.

"No sé si es porque me gustaba mucho, y me sentía guay y quería llevarlo. He dormido en él, he comido en él, me he bañado, nunca me lo quito... nunca. Soy actriz de método".

'Ant-Man y la Avispa' se estrena el 4 de julio.