La novena película de Tarantino, 'Érase una vez en Hollywood', unió a varias estrellas en un mismo plató. Una de ellas era Leonardo DiCaprio, y al actor estadounidense le hacía especial ilusión trabajar con un intérprete que también había fichado por la ficción: Luke Perry.

DiCaprio, como ya ha comentado anteriormente, había crecido viendo 'Sensación de Vivir' y admiraba de forma increíble al actor de 'Riverdale', con quien tuvo la suerte de ser parte del reparto. Para Luke Perry, 'Érase una vez en Hollywood', significó un pequeño pero importante papel que sin saberlo se convertiría su última película, ya que el actor falleció el pasado mes de marzo a los 52 años tras sufrir un derrame cerebral.

Estrenada de forma póstuma, su recuerdo ha estado muy presente durante la promoción de la cinta. Ahora el actor de 'Titanic' ha vuelto a recordarle con unas emotivas palabras para Extra en la alfombra roja de la premiere en Los Angeles de la película de Tarantino: "le admiraba. Pensaba que era el tío más guay de la Tierra, y cuando estaba en el plató me deslumbró".

Además, continuó hablando de la experiencia que había tenido con él: "nos sentamos a hablar. Era la persona más amable y dulce que podrías encontrar, no podría haber sido más alucinante. Fue una pérdida terrible".

Seguro que te interesa:

La respuesta de Leonardo DiCaprio cuando Brad Pitt le reprocha que sí cabía en la tabla de 'Titanic'