Vik es un niño introvertido al que le cuesta mucho hacer amigos; lo malo es que cada vez que lo consigue trasladan a su padre a otra ciudad y tiene que volver a empezar de cero. Tras la última mudanza, Vik conoce a dos niños muy alegres con los que entabla una gran amistad.