Muchas han sido las actrices que no han tenido reparos en cortarse la melena por exigencias del guion. Han cambiado de look rapándose la cabeza al cero y han demostrado que su profesionalidad va más allá que su físico.

La última en sumarse a la lista ha sido Karen Gillan que se deshizo de su larga melena pelirroja para interpretar a Nebula, la villana más espeluznante de 'Guardianes de la galaxia', que ya se ha convertido en película más taquillera del año en Estados Unidos.

En el vídeo que circula por la red, vemos a la actriz escocesa sentada en el set de rodaje acompañada del equipo de maquillaje y peluquería y sometiéndose a un cambio de imagen. Primero le cortan la melena. Después le pasan la maquinilla ¿al 0? ¿al 1?

Si alguien tenía dudas de si se trataba de una peluca, estas imágenes confirman que la actriz no tuvo reparos en ceñirse a su personaje.

¡ADIÓS MELENA, ADIÓS!

De las primeras actrices en salir a la calle con el pelo corto fue Demi Moore. La actriz protagonizó una de las escenas míticas del cine rapándose la cabeza al cero en la película 'La Teniente O'neil'.

Otras actrices que se sometieron a una transformación radical en el aspecto físico para interpretar a su personaje en el cine fueron Sigourney Weaver en 'Alien 3', Natalie Portman en 'V de Vendetta', Cate Blanchett en 'Heaven' o la española Nerea Camacho en 'Camino'.

Son cambios extremos y, a veces, polémicos. Como por ejemplo el de Anne Hathaway que se corto el pelo en el rodaje de 'Los Miserables' o Charlize Theron que fue de las últimas en salir a la calle con el pelo corto (y con gorro) por culpa de su papel en 'Mad Max: Fury Road' dirigida por George Miller.