Se Estrena » Noticias » Actualidad

¡Busca lo más vital, no más, lo que es necesidad, no más, y olvídate de la preocupación!

Todas las versiones en cine de 'El libro de la selva'

Este viernes llega a nuestras pantallas la nueva versión en imagen real del clásico inmortal. ¡Vamos a repasar todas las películas anteriores!

'El libro de la selva' de Jon Favreau

seestrena.com 'El libro de la selva' de Jon Favreau

Publicidad

Vaya por delante que amo 'El libro de la selva', la versión animada de Disney de 1967, por encima de todas las cosas. No sólo es mi película favorita, sino que me la sé de memoria. Entera. En inglés y en español. No es que me sepa partes. Es que me sé todos los diálogos en los dos idiomas, de principio a fin, y te sé decir qué plano va exactamente después de cualquiera que selecciones. Con tal grado de fanatismo por la obra maestra de Disney en mi corazón, vamos con el repaso de todas las veces en las que Mowgli, Baloo, Bagheera y demás reyes de la selva han sido llevados a la gran pantalla.

Ah, antes, para completar bien todo, digamos que 'El libro de la selva' (en inglés: The Jungle Book), también llamado 'El libro de las tierras vírgenes', publicado en 1894, es una colección de historias escritas por el inglés nacido en India Rudyard Kipling (Bombay, 1865 – Londres, 1936), el primer escritor británico en ser galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1907. La historia, que fue inicialmente publicada en revistas entre 1893 y 1894 y que contaba en algunos casos con ilustraciones del padre de Rudyard, John Lockwood Kipling, se basa en cuentos de animales de la selva india que, de forma antropomórfica, plantean lecciones morales. Es, en realidad, una recopilación de cuentos. De cualquier forma, los primeros ocho son parte de una misma historia. Son: Prefacio, Los hermanos de Mowgli, La caza de Kaa, ¡El tigre! ¡El tigre! (o La Muerte de Shere Khan), La foca blanca, Rikki-Tikki-Tavi, Toomai de los Elefantes y Los Sirvientes de Su Majestad. Y de 'El segundo libro de la selva' tenemos: De cómo llegó el Miedo, El milagro de Purun Bhagat, La selva invasora, Los enterradores, El ankus del rey, Quiquern, Los perros jaros y Correteos primaverales.

LA VERSIÓN DE IMAGEN REAL EN 1942

La versión de 'El libro de la selva' de 1942

Los hermanos Korda hacían un excelente cine de aventuras basado en historias y novelas populares. Cuando se fijaron en el texto de Kipling éste rivalizaba con 'Tarzán', es decir, con los célebres comics y películas que (aunque escritas posteriormente) se inspiraban en Mowgli claramente. Mowgli se crió con lobos, y Tarzán con monos. Ambos niños habían sido abandonados en la selva de manera accidental y se convertían en los reyes de la jungla utilizando su inteligencia humana. A los Korda les dió igual las comparaciones, pues pensaban que el material original de 'El libro de la selva' (es decir, los cuentos de Kipling) eran mejores que cualquier relato de 'Tarzán'. Sabu era una estrella india emergente que ya había rodado 'El ladrón de Bagdad', así que era el más indicado para interpretar a Mowgli. Zoltan Korda en la dirección apostó sobre seguro: de alguna manera ya había utilizado a Sabu como Mowgli en la desconocida 'Elephant boy', un relato inspirado en uno de los cuentos de Kipling (concretamente en 'Toomai de los elefantes') en 1937, codirigiendo con Robert H. Flaherty. Aquella era en blanco y negro y no contaba la historia completa, pero ésta sí era ya en color, y narraba la mayor parte del primer libro. El éxito fue inmediato. Este Libro de la Selva es una de las grandes películas de aventuras del Hollywood clásico. Y fue ahí cuando Walt Disney, en plena efervescencia con sus primeros largometrajes (ya se habían estrenado las rotundamente perfectas 'Blancanieves y los siete enanitos' y 'Pinocho'), compró los derechos para hacer una adaptación, que no llegó hasta más de 20 años después. Y que no viviría para ver completa.

LA VERSIÓN DE ANIMACIÓN DE DISNEY DE 1967

El clásico de Disney, de 1967

Disney moría en diciembre de 1966, y 'El libro de la selva' no se estrenaba hasta octubre de 1967. Disney falleció terminando esta película (preparando 'Los aristogatos'y 'Robin Hood', y añadiendo nuevas atracciones a DisneyLand). Por cierto, Walt Disney nunca fue congelado: su mujer se entrevistó con médicos americanos que, para curar el cáncer de pulmón que padecía su marido (fumaba como un carretero) le informaron sobre diversas técnicas “cuestionables”. Alguien le tomó una foto, y ya tenemos lío. Lo cierto es que fue incinerado (hay registros de dominio público sobre esto) y sus cenizas descansan en el Forest Lawn Cemetery, en Los Ángeles, California. Yo he estado ahí, y hay archivos de todo este proceso.

Bueno, seguimos. Que la primera directriz que el genio del cine le dio a sus animadores fue que no leyeran ningún cuento de Kipling, que esto iba a tomar una dirección completamente distinta. Que quería meter números de jazz (¿hay algún número mejor que el del Rey Louie en las ruinas en la Historia del Musical?) y que las lecciones morales se iban a quedar fuera. Que quería jodas, cachondeo y jarana. Y así le salió, una obra maestra incontestable bajo la dirección del hombre de confianza de la casa, Wolfgang Reitherman (no sólo responsible máximo de las películas posteriores de animación, sino el artífice de la sobrecogedora batalla entre el Príncipe Felipe y el Dragón Maléfica en 'La bella durmiente' (¿hay alguna secuencia de acción mejor en la Historia del Cine de Acción?) y los mejores cortos de Goofy.

Disney quería que el oso Baloo, la pantera Bagheera y el humano Mowgli (sobre todo el primero) fueran adorables, y que El Rey Louie, el orangután que quiere ser humano para tener "el fuego", detuviera el tiempo a mitad de película con un número musical loco y antológico. El 'Busca lo más vital' que canta Baloo (la única canción que compuso para la película Terry Gilkyson –todas las demás fueron de los Hermanos Sherman-) estuvo nominada al Óscar, y la música orquestal de George Bruns es de una belleza sobrecogedora (Mowgli a lo lejos deambulando bajo la catarata sin saber qué hacer con su vida cuando se ha peleado con todos, con los que más le quieren, y va a caer bajo las redes de la serpiente Kaa y el tigre Shere Khan, es la mayor soledad posible que he visto en una pantalla).

El éxito de la película fue abrumador y cerró una época escrita con letras de oro en el arte del Siglo XX para Disney. Cierto que luego vendrían clásicos, pero menores, y la empresa no se recuperaría del todo hasta 1989 con 'La sirenita'. La ausencia de Disney era una losa sobre las mentes creativas de la primera empresa de entretenimiento y magia del mundo.

LA NUEVA VERSIÓN DE IMAGEN REAL DE 1994

Lena Headey en la versión de 1994

Y pegamos un salto de unos cuantos años. El futuro director de las nuevas versiones de 'La momia' y 'Van Helsing' venía de firmar una simpática adaptación de 'Las aventuras de Huckleberry Finn' de Mark Twain, y con este encargo demostró ser un buen narrador (y director de cine de aventuras, en el sentido más estricto de la palabra). Se parece más a 'Tarzán' que a 'El libro de la selva', porque Mowgli ya está algo crecidito (no es un niño, lo interpreta Jason Scott Lee (no te confundas con el apellido, aunque luego hiciera 'Dragón: La vida de Bruce Lee' no guarda ningún parentesco) y se enamora de él Lena Headey (ya sabes, Cersei Lannister en 'Juego de Tronos'). El malo era Carey Elwes (el "as you wish" de 'La princesa prometida') y andaba por ahí también nuestro querido Sam Neill (el Dr. Grant de 'Parque Jurásico'). No está mal, nada mal.


LA SECUELA DEL CLÁSICO DE DISNEY DE 2003
En pleno auge de las "secuelas directas a vídeo" no se iba a librar ni lo más sagrado. Y lo que primero sonó como un acto de pillaje cutre comercial resultó al final ser una obra bastante digna. A ver, no se puede comparar ni en un fotograma con el clásico original, pero el adorable Baloo ha vuelto (con voz de John Goodman), y ahora Mowgli lleva la voz de Haley Joel Osment ('Inteligencia artificial', 'El sexto sentido'). El niño echa de menos a sus amigos de la jungla y se escapa de la “aldea del hombre”. Allí se encuentra de nuevo con el peligro de Shere Khan, que lleva jurando venganza desde que al final de la primera el “cachorro humano” le atara una rama ardiendo (“¡el fuego, es lo único a lo que teme ese viejo bribón!” – en una labor de anticipación / cumplimiento (¿recuerdas lo que quería el Rey Louie para ser hombre en las ruinas?) que demuestra que sí, que Disney sabía de cine un rato). Es muy muy decente, tiene alguna que otra canción chula, mucho ritmo y mucho color. ¡Oye, que me están entrando ganas de volver a verla, me la voy a poner ahora mismo!


LA NUEVA VERSIÓN DE IMAGEN REAL DE 2016
Y así llegamos a la que se estrena este viernes. ¿Qué sabemos? Muchas cosas. Primero, el director es garantía de calidad: Jon Favreau es el responsable de las dos primeras entregas de 'Iron Man' y de 'Cowboys & Aliens'. Segundo: en el reparto de las voces tenemos a Bill Murray (Baloo), Ben Kingsley (Bagheera), Idris Elba (Shere Khan), Scarlett Johansson (Kaa), Christopher Walken (El Rey Louie)… ¿Cómo te quedas? Más, la música es de John Debney y tiene un 8.3 de puntuación en la IMDb ahora mismo. Todo el mundo está absolutamente fascinado y dicen que por fin se hace justicia a la versión del 67. Yo sólo quiero que llegue este viernes para volver a oír aquello de "muchas y muy extrañas leyendas se cuentan de esta parte de la jungla, pero ninguna tan extraña como la de un niño llamado Mowgli; la leyenda empezó cuando el silencio de la selva fue roto por un sonido insólito…".

Publicidad