Se Estrena » Noticias » Actualidad

Gonna fly now!

Repasamos toda la saga de Rocky Balboa, desde sus orígenes hasta 'Creed'

Este viernes llega a nuestras pantallas 'Creed: La leyebda de Rocky'. Como sabes es la séptima entrega de las aventuras (y desventuras) del púgil Rocky Balboa, creado en 1976 por Sylvester Stallone, cuando se estrenó la primera peli. Y, como sabes también, porque si lees esta web sabes mucho de cine, Stallone vuelve a estar nominado al Oscar por este personaje.

Repasamos la trayectoria de Rocky Balboa en el cine

seestrena.com Repasamos la trayectoria de Rocky Balboa en el cine

Publicidad

Sylvester Stallone está nominado al Mejor Actor de Reparto, cuando en la original estuvo nominado a Mejor Actor Protagonista. No ganó, el premio fue a parar a Peter Finch por la maravillosa 'Network: Un mundo implacable' (la película donde ya está todo sobre el mundo de la tele, las audiencias y sus cosicas). Y ahora, una "sonrisa del destino" (...) hace que Stallone repita nominación por este personaje. En la gala de 1977 'Rocky' ganó Mejor película, Mejor Director (John G. Avildsen, que luego haría 'Karate Kid' y hasta 'Rocky V') y Mejor Montaje (Richard Halsey y Scott Conrad). Inolvidable la música de Bill Conti, que fue además el encargado de poner música a muchísimas galas de los Oscar después, y Stallone también competía por Guión Original (que también fue para 'Network: Un mundo implacable').

Stallone no cedió ante las presiones de los estudios, que le decían que le compraban el guión sólo si otro actor (Marlon Brando era el gran candidato) interpretaba a Rocky. Él erre que erre (bueno, Don Erre que Erre en 1970 era Paco Martínez Soria) que no, que Rocky era él. Y Rocky fue él. Y el resto fue Historia.

'Rocky' contaba la odisea de un boxeador de Philadelphia que se enfrentaba al todopoderoso Apollo Creed (Carl Weathers) en una lucha final sin tregua, superando todo tipo de obstáculos (sobre todo económicos y de "self respect"). Era una peli que llegaba en esos años 70 donde, sobre todo en su segunda mitad, más optimista que la primera, el "si quieres puedes" parecía que se imponía al "todo es mal" de la primera. Quizá justo en 1975, en el ecuador de la década, 'Tiburón' marca ese punto de inflexión, pues su primera parte es "un tiburón nos va a matar a todos" y su segunda "qué demonios, ¡vamos a darle caza!". El éxito fue inesperado y merecido, 'Rocky' es, te guste el boxeo o no, una película maravillosa, absolutamente positiva, con unos 3 minutos finales que ponen todavía hoy la carne de gallina.

La secuela era evidente, y necesaria. Stallone se encargaría de dirigir la II, III, IV y VI (Avildsen, como digo, repite en la V, quizá la más floja de toda la saga). Rocky Balboa en 1979 vuelve a enfrentarse a Apollo Creed (no diré el resultado de este combate con su archienemigo, ni el de la película anterior) y logra ese final que parece que faltaba del todo en la original. Lo bueno de la saga de 'Rocky' es que cada película empieza justo después de la anterior, dando una sensación de continuidad que engancha como 'La dama de rosa'.

'Rocky III' en 1982 iniciaba la serie "villanos ilustres" en la saga. Apollo Creed pasaba a ser amigui del prota (muy amigui) y Rocky se enfrentaba a Mr. T, antes de ser M.A. Barracus en 'El equipo A'.

Mr. T. interpretaba a Clubber Lang, y se cargaba a Burgess Meredith (Mickey, el entrenador de Rocky), así que... ¡¡¡venganza!!! Y así el siguiente gran villano era en 'Rocky IV', en 1985, Drago, Dolph Lundgren, que se cargaba a Apollo Creed (estoy soltando spoilers a diestro y siniestro, lo siento, pero... ¡has tenido casi 40 años para ver esta saga!). También "¡venganza!", claro. 'Rocky IV' fue la entrega de más éxito de la saga, era muy Reagan. Era muy "USA es lo más y todo URSS es caca de la vaca Paca". Ay, los 80. Snif.

Fíjate que aquí entramos en el terreno rosa. Lundgren era noviete de Grace Jones en esa época, la mala de '007: Panorama para matar', y esta señora convenció al director John Glen para que al novio le dieran un minipapel en la última entrega de Roger Moore como James Bond (si te fijas bien sale en la hípica). Luego Lundgren, a raíz del éxito de 'Rocky IV', saldría en 'Masters del Universo' encarnando al muñeco con el que hemos jugado todos, He-Man. Bueno, pero es que en 'Rocky IV' Stallone conoce a Brigitte Nielsen, que ya había trabajado con otro fortachón, Arnold Schwarzenegger, en 'El guerrero rojo', y justo después haría de mala con Eddie Murphy en 'Superdetective en Hollywood II'. Se casa con Stallone y ruedan 'Cobra: El brazo fuerte de la ley' (sí, el subtítulo de 'Torrente: El brazo tonto de la ley' es una oda a esta peli). Pues por lo visto esta señora le hace la vida imposible a Stallone, que es más bonachón que Santa Claus, y la cosa acaba como el rosario de la Aurora. Rocky gana a Drago (la mano de h****s del final es antológica) y Stallone ficha a Lundgren para las futuras entregas de 'Los mercenarios'. ¿Es o no es para quererle?

Más: 'Rocky V', en 1990 (el tiempo más largo, hasta esa fecha, que pasa entre entrega y entrega). Rocky Balboa entrena a Rocky Balboa Jr., es decir, Sylvester Stallone entrena a Sage Stallone. La trama no es del todo satisfactoria para nadie, y tranquilo, que se concluye este pequeño arco de "yo soy tu padre" en esta nueva 'Rocky VII' (perdón, 'Creed: La leyenda de Rocky Balboa'). Floja floja...

Y así avanzamos hasta 2006, con 'Rocky VI' ('Rocky Balboa'), que Stallone vuelve a dirigir, y en la que vuelve a competir. Mucho mejor que la anterior, y aunque el hombre está ya algo mayor (han pasado 26 años) aún mete unos derechazos que más te vale que lleves contigo el pasaporte si te alcanza uno.

En 2013 se estrena 'La gran revancha', que no pertenece a la saga, pero que es un claro guiño a dos de los boxeadores más célebres de la gran pantalla: Rocky Balboa y Jake LaMotta (Robert De Niro en 'Toro Salvaje' -1980- de Martin Scorsese). Treinta años después de su última pelea, Billy 'El niño' McDonnen y Henry 'Navaja' Sharp, dos boxeadores rivales, se dejan persuadir para postergar su jubilación y volver a enfrentarse en un nuevo combate. Muy divertida, nada emocionante, llena de risis, cero carne de gallina.

Y nos plantamos en este próximo viernes, con el estreno ya de, junto con la primera (y para mí la cuarta) mejor entrega de la saga. En 'Creed' Rocky tiene que entrenar al hijo de su gran rival, y luego amigo, Apollo. La peli es maravillosa, Stallone va a ganar el Oscar, garantizado, ya se ha llevado el Globo de Oro (hay una secuencia en el vestuario, un monólogo en el que cuenta lo cansado que está ya de las h****s de la vida, que será el clip que pongan en la ceremonia, al tiempo...).

Se habla en 'Creed' de que hubo un tercer combate entre Rocky y Apollo. ¿Cuándo? En 'Rocky' fue el primero y en 'Rocky II' el segundo. ¡¿Cuándo?! Ah...

Bueno, que lo grande de esta peli, que dirige Ryan Coogler, y en la que Michael B. Jordan (con B., que si no sería el jugador de basket) interpreta a Creed Junior, es que abre unas nuevas tramas que esperemos tengan continuación. Es la primera que no escribe Stallone, pero ha quedado tan contento que espera que le llamen para futuras entregas, pues es tan generoso (¿se nota que me cae muy bien este hombre?) que no le importaría que la saga de 'Creed' rivalizará con la de 'Rocky' en cuanto a entregas y éxito tan repartido en el tiempo. Al fin y al cabo, él creo a Rocky y a Creed, los dos son sus hijos...

...y está feo decir a qué hijo quieres más.

Publicidad