Bud Spencer ha muerto este lunes a los 86 años. Con una prolífica carrera, el actor italiano ha dejado algunos de los tortazos más recordados de la historia del cine. 

Junto a Terence Hill formó una de las parejas cómicas más icónicas del cine gracias a películas como 'Dios perdona, yo no' o 'Le llamaban Trinidad', donde podemos disfrutar de algunos de sus legendarios tortazos. 

El golpe favorito de Bud Spencer era el 'rodabrazo', un mamporro con la mano abierta para el que hay que coger impulso. Podermos ver la técnica tan perfeccionada que tenía en la película 'También los ángeles comen judías'.



En 'Le llamaban Trinidad', Bud Spencer protagonizó una de las tortas más recordadas del 'spaghetti western'. En esta escena se puede ver la esencia de todas sus películas. Fue tal el éxito que tuvo secuela, 'Seguían llamándole Trinidad' (1972 ), en la que el público pudo disfrutar de todo un recital de tortazos. 



Otro de los 'imprescindibles' de Bud Spencer era el tortazo a dos manos: consiste en hacer un sándwich con la cabeza de su enemigo que le dejan para el arrastre. En la pelea en el gimnasio de la película 'Juntos son dinamita' se puede comprobar el manejo que tenía de esta técnica.