Se Estrena » Noticias » Actualidad

Las modelos (masculinas) no somos tontis

Regresa el fenómeno Zoolander y analizamos las claves de su éxito

Quince años después llega por fin a las pantallas la secuela de 'Zoolander', la película con la que Ben Stiller se cachondeó (sanamente) del mundo de la moda.

Imagen promocional de 'Zoolander 2'

Paramount Pictures Imagen promocional de 'Zoolander 2'

Publicidad

En 2001 se estrenó una comedia con la que pasó algo parecido que con 'Austin Powers'. La dirigía y protagonizaba Ben Stiller, cuyos créditos como director incluían ya dos obras de culto: 'Un loco a domicilio' ("¡el del cable!") y 'Bocados de realidad'. Como actor era más conocido también por clásicos como 'Algo pasa con Mary', 'Los padres de ella' y por la maravillosa serie de televisión 'The Ben Stiller Show' (búscala en Amazon o algo, ¡no tiene desperdicio!).

El caso es que, al igual que en 'Austin Powers' como digo, el personaje de Derek Zoolander (Derek / Darek... HELLOOOO???) ya había aparecido por primera vez en un corto de 1997, el divertidísimo 'Derek Zoolander: Male model'. A finales de los 90, bien en segmentos sueltos de 'Saturday Night Live' o en cortos especiales para televisión, era habitual crear un personaje y probarlo ante el público para ver si funciona (hace gracia) antes de decidirse a hacer una peli (Sacha Baron Cohen hizo lo mismo con Ali G, el rapero, antes de lanzarse a por la película 'Ali G Indahouse', o los propios 'Blues Brothers' o 'The Coneheads' nacieron así).

Bueno, pues 'Austin Powers: International Man of Mistery', del co-creador de 'Wayne's world' (que sigue la misma cronología) Mike Myers, se estrenó en 1997, y al mundo le dio un poco igual. Pero el mundo la alquiló en DVD en masa porque los chistes empezaban a correr, los que no viste en cine. Y las dos secuelas ('The spy who shagged me' y 'Goldmember') fueron inevitables, y rápidas... y muy exitosas. 'Zoolander' se estrenó en 2001, y tampoco fue un éxito. Pero se empezó también a alquilar en DVD y los chistes sobre modelos masculinos, y sobre todo el concepto de la "mirada Acero Azul" (¿referencia a la película 'Acero Azul' de Kathryn Bigelow con Jamie Lee Curtis?) se sucedieron y a Stiller le pedían una secuela, para, esta vez sí, ir a verla al cine

Pero la secuela no llegaba. Porque Stiller dosificaba mucho su trabajo como director, con joyas como 'Trophic Thunder' (el que añadió "¡una guerra muy perra!" en su título en español es un genio y mi nuevo mejor amigo) o 'La vida secreta de Walter Mitty', un proyecto que manejó Spielberg durante muchos años pues era fan también del original de 1947 con Danny Kaye.

Pero volvamos a 'Zoolander'(estrenada en España con "un descerebrado de moda" detrás... insisto, le amo). El ataque a las Torres Gemelas de septiembre de 2001 se cargó todo el sentido del humor que necesitaba del público esta historia, pues dos semanas después del día 9 estaba previsto su estreno y nadie estaba para risas, claro. Hubo cierto recelo para participar en la nutrida lista de contactos que requería la peli. Lo mismo que con la saga de 'Torrente': para la primera era complicado, pero para las demás hay bofetones para salir, por supuesto. Entre esos cameos destacaban David Bowie, Jon Voight (sí, el padre de Angelina hacía de padre de Zoolander), Winona Ryder o David Duchovny, interpretando a una versión exagerada (y muy paranoica) del Fox Mulder de 'Expediente X'.

¿Y en ésta nueva qué? La acción ahora transcurre en Europa, y es una especie de versión de '21 Jump Street' ('Infiltrados en clase'), con la estructura narrativa tan típica de las comedias de "infiltramos a dos inútiles en un ambiente hostil para desenmascar una red de criminales". El año pasado esto, que lleva décadas funcionando divinamente en cine, arrasó con SPY, que tenía la misma base argumental. En Europa ahora, digo, para hacerse eco de las pasarelas de moda más famosas como Londres, Milán o París (ya en la Paris Fashion Week se "infiltraron" Ben Stiller y Owen Wilson desfilando como sus personajes de Derek y Hansel, respectivamente).

Y sí, sale Justin Bieber. ¿Cameo desvelado? Bueno, en el tráiler ya se avanza hasta el destino del personaje que interpreta (de nuevo, versión exagerada de su propia imagen, pues si algo saben los americanos en sus comedias es reírse de ellos mismos). Si no quieres el más mínimo spoiler, no veas el tráiler, claro.

Y por supuestísimo Penélope Cruz, en uno de sus pocos papeles cómicos en Hollywood. Interpreta a Valentina, "modelo de bañadores que nunca fue aceptada por sus exuberantes y ciertamente invasivos pernaturales pechos". En el eterno debate de modelos anoréxicas VS. modelos hermosas (pronúnciese "hermósas" remarcando lo llana de la palabra, con fuerte acento manchego, pero lo nada llanas de sus modelos) quizá la retórica de Derek Zoolander deje claro por fin su postura al respecto (célebre era ya su famoso "podemos confiar en ella, está buena").

Si en la primera entrega el malo era Will Ferrell (que aquí repite), en esta ocasión el villano será Jonah Hill (curioso, la co-estrella de '21 Jump Street', pero aquí en el polo opuesto de la trama). La película es relativamente barata, 50 millones de dólares, presupuesto ajustado para un reparto plagado de estrellas como, aparte del tándem Stiller / Wilson, que cuenta además cuenta con Benedict Cumberbatch como "the perfect model", Kristen Wiig, el propio Justin Bieber, Milla Jovovich, Sting, Kayne West, Kim Kardashian o Lewis Hamilton, por citar a los que sabemos (los que no sabemos no los citamos, porque son los vecinos los que eligen al alcalde y no el alcalde el que elige a los vecinos) que habrán rebajado sus pretensiones económicas para que la tan ansiada secuela sea una realidad, y no esa palabra tan horrorosa: "proyecto".

Paramount distribuye la película en todo el mundo, y se estrena prácticamente en todos los países este próximo viernes 12 (incluído España), así que... si tienes señora, señor, churri, cari, pretendido o pretendiente, ¿qué mejor plan de risis de finde de San Valentín que decidir en los cines si te gusta más la mirada Acero Azul o la Magnum?

Y ahora... ¡despidámonos con las mejores frases de Zoolander!

"En el centro Derek Zoolander para niños que no saben leer chachi y que también quieren hacer chachi otras cosas, enseñamos que hay algo más en la vida además de ser tremenda y rematadamente guapo".

"Sting sería otro de mis héroes. La música que ha compuesto en su carrera, yo nunca la he escuchado pero, el haberla compuesto me inspira respeto".

"Tengo problemas ambidireccionales, no sé girar a la izquierda".

"- ¿Cuándo supiste que querías ser modelo? - Yo diría que fue antes de repetir el segundo curso de primaria. Vi mi cara reflejada en una cuchara mientras comía mis cereales. Recuerdo que pensé: guau, eres tope guapo. A lo mejor puedes ganarte la vida con eso. - ¿Con qué? - Con ser profesionalmente tope guapo".

"- Yo antes era bulímica. - ¿Sabes leer la mente?"

Publicidad