Gummi y Kiddi son vecinos y hermanos en un solitario valle de Islandia. Se dedican al cuidado de sus ovejas, premiadas en numerosas ocasiones como las mejores de todo el país por su antiguo y ancestral linaje. Aunque comparten tierras y estilo de vida, Gummi y Kiddi no se hablan desde hace décadas. Tras un concurso ovino descubren que una enfermedad mortal y repentina infecta una de las ovejas de Kiddi, por lo que todo el valle se verá amenazado y las autoridades se verán obligadas a sacrificar a todo el ganado de la zona para frenar la enfermedad.