Aidan Bloom y su esposa Sarah son una pareja de Los Ángeles con lo justo para pasar el mes: ella le mantiene a él y a sus dos niños con un trabajo mal pagado. Cuando se enteran de que su padre está arruinado y enfermo, se ven forzados a hacer cambios importantes en sus vidas.