Se Estrena » Noticias » Actualidad

UNA MUJER ADULTA LE INSULTÓ

Una niña negra sufre un ataque racista en Australia por disfrazarse de Elsa de 'Frozen'

Samara, una niña de tres años de ascendencia aborigen, sufrió el ataque de una mujer adulta y sus dos hijas por el simple hecho de vestir como Elsa de Frozen sin ser de raza blanca. Su madre lo denunció en los medios de comunicación y Samara ha recibido apoyo de todas partes del mundo.

Portada de 'The Courier', protagonizada por Samara

The Courier Portada de 'The Courier', protagonizada por Samara

Publicidad

seestrena.com | @seestrena | Madrid
| 23.06.2015 13:18

"No sé por qué te disfrazas de ella si Elsa no es negra". Así de duras fueron las palabras que una mujer adulta le dedicó a Samara, una niña de tres años de ascendencia aborigen, que acudió a un evento con temática Disney en un centro comercial con su vestido favorito, el de la Reina Elsa.

Cuando Samara y su madre, Rachel Muir, se encontraban haciendo cola para poder entrar, una madre y sus dos hijas se giraron hacia la niña. La mujer adulta entonces soltó: "No sé por qué estás vestida como ella, porque Elsa no es negra".

Rachel Muir ha confesado al periódico australiano Courier Mail que tras esas palabras "le pregunté a la mujer lo que quería decir con el comentario y luego uno de sus hijas hizo una mueca, señaló a Samara y dijo" eres negra y lo negro es feo".

"Miré alrededor y había niñas de todas las razas vestidas con sus personajes favoritos de Disney. Estábamos en Melbourne, uno de los lugares más multiculturales del mundo. No me lo podía creer", añadía Rachel en la entrevista. La joven madre denunció lo ocurrido también en las redes sociales.

La publicación de Rachel en Facebook

Apoyo llegado desde todas partes del mundo
Poco después de que lo ocurrido con Samara y su inocente disfraz de Elsa se publicara en los medios, su familia ha recibido centenares de cartas y mensajes de apoyo para la pequeña. Samara se ha convertido en una pequeña celebridad en su país, protagonizando incluso la portada del Courier Mail que ilustra esta noticia.

Publicidad