Nadie quiere la noche es la historia de una mujer, Josephine Peary (Juliette Binoche), que quiere reunirse con su marido, el explorador Robert Peary, y compartir con él el instante de gloria de descubrir el Polo Norte. La película narra el viaje temerario y épico de esta mujer por el más inhóspito de los lugares del mundo, sus aventuras y su encuentro con una mujer inuit, Allaka (Rinko Kikuchi), que va a cambiar sus rígidas ideas sobre el mundo y su vida para siempre .