Julie Payne fue una conocida compañera de Ridley Scott en la producción de sus proyectos desde los años 80, desde 'Thelma y Louise' hasta 'Gladiator'.

La productora fue la directora ejecutiva de las oficinas de Londres de Scott Free y supervisó todas las actividades de la compañía.

En un comunicado de Scott Free han asegurado que "toda la familia Scott y la compañía la echarán tremendamente de menos, así como todos los que pudieron experimentar su integridad profesional y dedicación durante años".