Lenny B. Robinson, un estadounidense de 51 años, falleció el pasado domingo a causa de un accidente de tráfico. Robinson, conocido mundialmente como el 'Batman de la ruta 29', murió atropellado cuando volvía de una exhibición de coches mientras intentaba reparar su Batmóvil en la interestatal 70, según informa The Washington Post.

El fallecido había saltado a la fama en 2012, cuando la policía le paró en un control rutinario y él iba ataviado como Batman y subido en su peculiar vehículo. La imagen, cuanto menos curiosa, fue grabada y viralizada rápidamente.

Pero Lenny no era un simple excéntrico, sino que dedicaba parte de los beneficios de su empresa de lavado de coches, unos 25.000 dólares al año, a mantener su vehículo y comprar regalos para niños hospitalizados que repartía cuando les visitaba vestido como el hombre murciélago.

En algunas de estas visitas le acompañaba su hijo, disfrazado de Robin, el inseparable compañero de Batman.

Era un héroe para su comunidad, y conocido en todo el área de Baltimore y Washington, por sus altruistas hazañas.