Se Estrena » Noticias » Actualidad

SEXISMO EN HOLLYWOOD

Kate Beckinsale tacha a Michael Bay de machista: "Le sorprendía que mis tetas no fueran más grandes que mi cabeza"

Hace tiempo que corre por Hollywood el rumor de que Michael Bay, conocido director por sus películas de acción, trata de forma denigrante a las mujeres en todos sus rodajes. A la polémica se suma ahora la actriz Kate Beckinsale, quien ha acusado al director de sexista con unas lapidarias acusaciones en un programa de televisión.

Kate Beckinsale

Gtres Kate Beckinsale

Publicidad

seestrena.com | @seestrena | Madrid
| 30.05.2016 11:29

Las acusaciones de machismo en Hollywood están a la orden del día, ahora que cada vez más las actrices del gremio se atreven a denunciar la situación.

Kate Beckinsale, la protagonista de la saga 'Underworld', ha compartido detalles sobre la filmación y promoción de la película 'Pearl Harbor', dirigida por Michael Bay.

"Creo que Michael estaba impresionado porque mis tetas no eran más grandes que mi cabeza y no era rubia. Creo que no era el tipo de actriz que Michael había conocido hasta entonces", ha confesado la actriz.

Pero la cosa no queda aquí, y la actriz acusa al cineasta directamente de machista, al decir que los actores de la película fueron elegidos por sus dotes interpretativas, mientras que ella fue escogida por su físico. "Michael decía que no era demasiado atractiva como para ofender al público femenino", afirma Beckinsale.

El propio Bay afirmó en una entrevista lo siguiente -ojo con la declaración-, por lo que nadie pone en duda las afirmaciones de Kate:

"No quería a alguien demasiado guapo. La mujeres se sienten incómodas cuando ven a alguien muy guapo. No estoy diciendo que Kate no sea guapa... Es muy divertida, podía salir con los chicos por ahí. No es neurótica sobre las cosas, como otras actrices".

Estas declaraciones, sumadas a las de Kate y a la confesión de Megan Fox -quien dijo abandonar la saga 'Transformers' al sentirse verbalmente maltratada por el director- evidencia una vez más el sexismo de la industria, y la deplorable actitud profesional de uno de los directores más exitosos de la actualidad.

 

Publicidad