Cuando Julie regresa a París para casarse, en el avión le toca sentarse al lado de Antoine, el atractivo playboy al que tanto quiso tres años antes. Durante las siete horas de vuelo con las que él cuenta para reconquistarla, ella intentará no caer en sus redes.