Se Estrena » Noticias » Actualidad

Mens sana in corpore sano

Actores que lo han dado todo por su personaje

Hay ocasiones en los que un difícil papel cinematográfico marca para siempre. Repasamos algunos de los casos donde los actores no han logrado (o querido) deprenderse del extremo personaje al que han interpretado.

Los Jokers de Heath Ledger y Jared Leto

Warner Bros. Los Jokers de Heath Ledger y Jared Leto

Publicidad

Manuel M. Velasco | @seestrena | Madrid
| 05.04.2016 10:13

Con la proliferación de escuelas de interpretación son muchos los aspirantes a actores que creen que el actor debe sentir lo mismo que el personaje que interpretan para conseguir así la excelencia en su profesión. Esto es, sin entrar en un largo debate, sencillamente imposible, pues un dolor desgarrador como la muerte de un familiar cercano o la soledad extrema cuando eres abandonado en un planeta (hola, Matt Damon) son sensaciones extremas que puedes alcanzar a entender, pero sentir, en el riguroso y estricto sentido del término, es imposible.

Famosa es la anécdota de Laurence Olivier durante el rodaje de 'Marathon Man': para impresionar al maestro, Dustin Hoffman se metió piedras en los zapatos y dio varias vueltas a la manzana corriendo para entrar en el set “sufrido”. Olivier, nada impresionado, le dijo “¿no eres actor? ¡pues actúa!”. Concha Velasco le preguntó a Maria Luisa Ponte antes de salir al escenario “María Luisa, ¿tú cómo te motivas?” – “¿Yo? Me pongo el gorro y salgo”. Fin.

Sin embargo son muchos los actores que, de tanto querer meterse en la piel de sus personajes y no colgar el disfaz en casa han tenido episodios de “ida de pinza”, por no entrar en términos más profundos. He aquí el ranking de los cinco casos más célebres.

1. HEATH LEDGER

En 2008 el actor, que empezaba a dejar las comedias románticas adolescentes para entrar en interpretaciones más complejas como la del cowboy homosexual de 'Brokeback Mountain', se encerró durante 6 semanas en la habitación de un hotel para meterse en la piel del Joker, el villano de las pelis y series de Batman que está como una regadera. En la película 'El Caballero Oscuro', segunda parte de la trilogía de Christopher Nolan del Hombre Murciélago, Ledger “robó la función” creando un malvado magistral que le sirvió para obtener un Oscar póstumo (Ledger falleció pocos meses después del fin del rodaje, pero no debemos entrar en paralelismos sobre su triste desaparición y su metodología interpretativa).

2. JARED LETO

Son tres las interpretaciones de Jared Leto que han hecho saltar las alarmas sobre lo mucho que se mete en el personaje que interpreta. La última curiosamente también interpretando a Joker (no hay noticias sobre Jack Nicholson o César Romero, que también han interpretado al archienemigo de Batman en cine y televisión con anterioridad respectivamente, con lo que no se puede decir que exista una “maldición” del personaje, cosa que sí parece que sucede con el de Superman). Nos llega ahora 'Escuadrón Suicida', donde parece que Leto le hace sombra al mismísimo Ledger bordando al histriónico villano. Pero ya antes, concretamente en 'Dallas Buyers Club' en 2013, donde se quedó en los huesos al no comer interpretando a un hombre extremadamente delgado (papel que le valió un Oscar, también como Ledger) o en 'Chapter 27' en 2007, donde interpretó a Mark David Chapman, el hombre que mató a John Lennon, donde Leto se puso como un ceporro con la misma dieta repugnante que seguía el asesino: una mezcla diaria de helados, aceite de oliva y salsa de soja.

3. JOAQUIN PHOENIX

En 2010 el hermano del desaparecido River se paseaba por los platós dando entrevistas con barba de homeless y aspecto totalmente descuidado. Decía que quería dejar de ser actor, y que iba a sorprender con su nueva identidad y bla bla bla. En todo momento la sombra del montaje empezaba a ser como la del ciprés, muy alargada. Y así era. Todo se trataba de una ¿broma o encubrimiento? por parte de Casey Affleck (el hermano de Ben) en el documental que salió después (…) que co-escribía con Phoenix y dirigía, 'I'm Still Here'. ¿De qué trataba? Pues de Joaquin Phoenix que hacía la transición de actor a rapero. No estoy muy puesto en rap, pero algo en cine, y Phoenix ha seguido haciendo películas ('Her, 'Irrational Man', etc) y de la carrera musical o de homeless de este hombre poco se sabe. ¿Ida de pinza transitoria + documental cortina de humo + recuperación de la sensatez y el sentido común? Cuando aparecieron las primeras noticias sobre las fotografías de Anna Allen (sin entrar en ningún juicio de valor, pues Anna ha sido siempre amiga) durante un tiempo se sospechó que todo podría tratarse de una broma parecida a ésta de Phoenix, o que un documental sobre, no sé, “el peso de la fama en las redes sociales” arreglaría todo (Anna, si me lees, puedes hacer un documental fascinante, ¡yo me ofrezco!, y te mando un beso fuerte).

4. MARLON BRANDO

En 1979 Marlon Brando ya era un tren sin control. Había rodado diez minutos de 'Superman' a muy buen precio, con un método interpretativo curioso: él no se aprende los textos, pues dice, y parte de razón lleva aunque sólo se lo consentirían a un genio de su calibre, que cuando hablamos no tenemos todo el discurso interiorizado en nuestras cabezas, sino que nos va “saliendo” a medida que nos viene. Para lograr la naturalidad, él pide que le apunten en largas cartulinas todas sus líneas de diálogo. Si ves imágenes de detrás de las cámaras de sus últimas películas verás siempre a algunos meritorios de dirección sujetando el guión por todas partes. Y cuando veas que Brando mira hacia abajo en una mesa antes de dar la réplica no es que el personaje esté pensando qué decir, ¡es que el actor está leyendo el guión! Con esos precedentes del actor a finales de los 70, Francis “Ford” Coppola no dudó en contratarle para 'Apocalypse Now'. El Coronel Walter E. Kurtz se había hecho fuerte en “el corazón de las tinieblas” de Vietnam y Martin Sheen, tras recorrer ese largo río, se lo encontraba al final. Ese rodaje, como sabes, es probablemente el más caótico de todos los tiempos, junto con el de 'Tiburón'. Pero la guinda para Coppola fue Brando. Se supone que el coronel llevaba ahí años en la selva a base de cocos, pero lo cierto es que estaba como una nutria. Sin aprenderse el papel ni nada. Pero, que se había convertido en Kurtz de verdad, improvisando unos monólogos (“el horror… el horror…”) que, si los oyes en la peli en versión original (ponte el montaje largo, el llamado “Redux”), se te pondrá la carne de gallina. Benditas idas de pinza si nos brindan trabajos así.

5. TOM HANKS / CHRISTIAN BALE / ROBERT DE NIRO

Vamos a hacer finalmente un apartado de “transformaciones físicas bestiales” que ponen al límite la salud de los actores en su afán de conseguir la interpretación perfecta. Tom Hanks engordó para rodar la primera parte de 'Náufrago' en 2000 con dirección de Robert Zemeckis, pararon el rodaje (Zemeckis rodó entre medias 'Lo que la verdad esconde') y tras un año de duro adelgazamiento, retomaron la filmación, pues cuatro eran los años que llevaba Chuck Noland solo en la isla. ¿Resultado? Nominación al Oscar.

En 2004 Christian Bale se queda en los huesos en 'El Maquinista' de Brad Anderson pero engorda como una foca en 2013 para 'La Gran Estafa Americana' de David O´Russell.

En 1980 en 'Toro Salvaje' de Martin Scorsese para interpretar a Jake LaMotta DeNiro engordó una barbaridad para “diferenciarse” del Rocky Balboa de Sylvester Stallone. Hizo lo mismo en 'Los Intocables' en 1987 bajo los órdenes de Brian DePalma, y justo lo contrario, ponerse híper cachas, de nuevo a las órdenes de Scorsese en la maravillosa 'El Cabo del Miedo' (remake de 'El Cabo del Terror') en 1991 haciendo del criminal Max Cady.

Publicidad