El próximo 7 de septiembre se estrenará 'Holmes & Watson: Madrid days', la nueva película del director José Luís Garci, ambientada en un brumoso Madrid en el que Sherlock Holmes y su inseparable Dr. Watson se dirigen tras la pista de Jack the ripper ( o Jack el destripador). La cinta, que cuenta con Gari Pique en el papel de Sherlock Holmes y el intérprete José Luis García Pérez como Dr. Watson supone además el debut en el cine del ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón.

El ministro Gallardón interpreta el personaje de su tío abuelo, el compositor Isaac Albéniz. Un hombre de época que luce una majestuosa barba y un porte distinguido. La caracterización del personaje hace que nos encontremos con un Gallardón práticamente irreconocible, con una nariz que esconde su personalidad y una densa barba entre la que se pierden sus rasgos.

El director de cine José Luis Garci ha reconocido que es un "milagro" haber podido terminar su última película, "Holmes & Watson. Madrid Days". "Es una película que se ha hecho con mucho trabajo, y dada la crisis económica que estamos sufriendo, ha sido un milagro hacerla", ha señalado antes de apostillar que "si encima va bien y gusta, sería increíble, pero lo milagroso ha sido haberla hecho en esta situación tan difícil". 

La obra, tal y como ha explicado Garci, narra la primera visita del detective Sherlock Holmes y su íntimo amigo el Dr. Watson a España, motivada por la búsqueda de Jack el Destripador. "Como diría Alfred Hitchcock, ese es un 'macguffin' para seguir una historia de personajes, de amor y de amistad", ha indicado el director. "Holmes & Watson.

Afectado por la subida del IVA en el cine
La película refleja también "el choque cultural entre la gente que viene del Imperio Británico, de la era victoriana, y se encuentra con una España finisecular y también con gente importante como el escritor Benito Pérez Galdós", según Garci, que llevó al cine al literato español en "El abuelo". El ganador del primer Óscar para la cinematografía española con "Volver a empezar" ha manifestado que la situación cinematográfica en España está "complicada" porque, a la subida del IVA del 8% al 21% en las entradas de cine, se le suma la "pérdida de costumbre de ir al cine".