Se Estrena » Harry Potter » Universo Potter

AFTER ALL THIS TIME

Los actores de 'Harry Potter' recuerdan lo amable y aterrador que era Alan Rickman en el aniversario de su muerte

Hace ya dos años que el legendario actor Alan Rickman nos dejó con 69 años tras una lucha contra el cáncer. El inolvidable Snape de 'Harry Potter' sigue siendo muy recordado por los fans y todos sus compañeros. Dale al play si quieres descubrir las extrañas anécdotas que te encogerán el corazón.

Publicidad

La trágica muerte de Alan Rickman sacudió el mundo mágico y siempre será recordado por su brillante interpretación del profesor Severus Snape en 'Harry Potter'.

Ahora que se cumplen dos años de su muerte, los actores y director de la saga mágica han recordado a su compañero en un reportaje de Entertainment Weekly con anécdotas que te harán sonreír. Y es que por muy intimidante que fuera, como todos han reconocido, también era una de las personas más amables y cercanas del set.

Oliver Phelps, el gemelo George Weasley, ha recordado la vez que enseñó a Alan a utilizar un iPod, "lo cual es algo que nunca en mi vida hubiera pensado que iba a hacer", reconoce. "Era un tipo muy cercano una vez que podías ver más allá de la peluca de Snape. Era muy divertido ver cómo podía pasar en un minuto de ser Snape al siguiente ser Alan".

Chris Columbus, director de 'La piedra filosofal' y 'La cámara secreta', también reconoce que le pareció "extremadamente indimidante cuando lo conoció. "Pero de repente cené con él para hablar del papel, y cuando sonrió se convirtió en la persona más buena y cálida del mundo. Un hombre con un gran sentido del humor. Me encantó trabajar con él".

Evanna Lynch, la excéntrica Luna Lovegood en la saga, también ha reconocido entre risas que "todos estaban básicamente aterrorizados por él en el set". La joven actriz ha recordado que Rickman solía llevar grupos de niños pequeños para que pudiesen vivir la experiencia de estar dentro de la película. "Era una imagen muy bizarra ver a Snape en su túnica negra rodeado de todos estos pequeños niños felices que no paraban de hablar con él".

Warwick Davis, el profesor Flitwick, cuenta la solemnidad que creaba Rickman en el ambiente. "Cuando Alan estaba con la ropa y peluca de Snape y llegaba al Gran Comedor, podías oír el silencio que se apoderaba. Recuerdo que un día mirándolo vi algo que rompió toda la ilusión de misterio que tenía. Pude ver asomando por detrás de su peluca el cable blanco de los auriculares de su iPod. ¿Qué escucharía Alan Rickman como el profesor Snape? (...) No lo sé. Nunca le pregunté, ojalá lo hubiera hecho. Me encantaría haberlo sabido".

Publicidad