¿Podía haber una sola persona a la que no le gustase 'Harry Potter'? Sí, la hay. Y se llama Tilda Swinton. La actriz, conocida por interpretar a la Bruja Blanca en 'Las Crónicas de Narnia', ha confesado públicamente que no le gustan las películas protagonizadas por Daniel Radcliffe. Y no es exactamente por la magia.

La intérprete ha criticado la saga porque se desarrolla en un internado. Un tipo de educación que a ella le parece que no se debería idealizar ante los niños. "Creo que son un escenario muy cruel para crecer y no siento que los niños se beneficien de ese tipo de educación.Los niños necesitan a sus padres. Por eso no me gustan las películas como 'Harry Potter', que tienden a romantizar estos lugares", afirmaba Tilda al medio The Scots Magazine.

La actriz está a favor de una educación más liberal. Tras su mala experiencia en un internado, Tilda decidió fundar su propia escuela, Drumduan Upper School, donde sus dos hijos estudian a base de una educación al aire libre y sin exámenes. Así cualquiera puede competir contra el internado de Harry Potter. Aunque nosotros preferimos seguir esperando la carta de Hogwarts. ¿Y tú?