Harry Potter y Draco Malfoy se convirtieron en enemigos prácticamente en el momento que pusieron un pie en Hogwarts.

A lo largo de toda la saga les hemos visto enfrentarse en infinidad de campos, pero fue en su última prueba mágica en la que, sorprendentemente, Draco salió victorioso, con consecuencias fatales.

Como todo potterhead sabe, el personaje de Tom Felton pasó por momentos muy duros tras el nuevo alzamiento de Voldemort, pues su familia estaba bajo su yugo. Pero eso no le impidió demostrar ser mucho más bueno que Harry Potter en un campo de magia muy poderoso que resultó clave para su misión en 'El príncipe mestizo'.

La triste razón para esto es que prácticamente había nacido para ello, como explica J.K. Rowling. Descubre sus palabras en el vídeo de la noticia.

Seguro que te interesa

El inaudito error de 'Harry Potter y la piedra filosofal' que confunde toda la historia