A Julián Villagrán le hemos conocido también como Martín, el abducido en la serie de 'Fenómenos'. Se definiría como un 'friki de los pies a la cabeza'. El actor andaluz se ha llevado el ansiado Goya 2013 como Mejor Actor de reparto por el filme de Alberto Rodríguez 'Grupo 7'.

Pondré el Goya en una habitación apartada, que no llame la atención

Villagrán sabe de los sinsabores de la profesión de actor "nunca sabes lo que va a pasar" pero es una profesión que "ama". Por ello el actor quiere confiar en que el Premio Goya que ha ganado le ayude para seguir trabajando. "Si por algo valoro que me den un premio es por seguir trabajando en lo que hago, ser actor, una profesión que amo y que es muy puta", ha señalado este actor de 39 años galardonado por su papel de yonqui en "Grupo 7", el filme de Alberto Rodríguez.

Julián Villagrán se ha impuesto al escocés Ewan McGregor, nominado por "Lo imposible", a Antonio de la Torre, por "Invasor" y a José María Pou, por "Blancanieves". Su papel de yonqui "no tiene mérito", ha asegurado, porque lo ha hecho en multitud de ocasiones, y porque el verdadero valor es el del "trabajo del equipo" y el del realizador, que ha construido "un personaje muy bien escrito, con una curva muy bien definida".

Respecto a la ubicación del Goya lo tiene claro: "No me gusta tenerlo a la vista, lo pondré en un habitación apartada, que no llame mucho la atención", ha explicado el actor que ya optó al Goya en 2008 por "Bajo las estrellas". El actor gaditano, natural de Trebujena, dedicó el Goya a su familia, a Alberto Rodríguez "por ser tan buen cineasta", a su pueblo, a cada uno de los personajes de "Grupo 7", a toda la gente que ha confiado en él y a su compañero de reparto Antonio de la Torre. Villagrán ha participado en películas como "Noviembre", "Al otro lado", "7 vírgenes", "Azuloscurocasinegro", "Bajo las estrellas" o "De tu ventana a la mía".