FESTIVAL DE SITGES 2018

FESTIVAL DE SITGES 2018

Crónica de Sitges 2018: Tilda Swinton y 'Suspiria' tiñen de rojo la primera jornada del Festival

'Suspiria', del italiano Luca Guadagnino, ha sido la elegida para inaugurar la edición 51 del Festival de Sitges. Antes de la proyección, su protagonista, Tilda Swinton, presente en la gala, ha arrancado la ovación más grande que seguramente se vaya a oír en esta edición.

Rachel Her | Madrid | 05/10/2018

Tilda Swinton en el Festival de Sitges
Tilda Swinton en el Festival de Sitges | Gtres

Su pelo y piel clarísimos sobre un rojo brillante en el atuendo ha hecho brillar más aún ,si cabe, a la enigmática y talentosa actriz londinense cuando ha pisado el Auditori dispuesta a recoger el Gran Premio Honorífico que otorgaba este año el Festival de Sitges. Sin embargo, han sido sus palabras lo que han levantado del asiento a todo el público del Auditori del Meliá. Tilda Swinton, con la voz levemente quebrada y abrazada literalmente al galardón, confesaba: "Es un día para mí muy especial porque ha muerto mi padre esta mañana; he dudado si venir, pero he decidido que sí porque Sitges es fantasía".

Tras la ovación la actriz desaparecía del escenario. Dejando a todos los que allí estábamos fascinados con esa demostración de respeto al público y amor al cine difícilmente superables.

Pasamos a hablar de otros momentos emocionantes, pero esta vez generados por la ficción. Porque esta primera tarde de cine ¡ha dado para mucho!

Seguimos por donde hemos empezado, hablando de 'Suspiria'. Venía precedida, como todas las revisiones de clásicos, de un puñado de malas críticas igual al montón de opiniones benévolas a la reinterpretación que Luca Guadagnino (Call Me by Your Name) ha hecho con esta obra de culto de Dario Argento. La línea argumental se mantiene; una chica americana ingresa en una academia de baile alemana donde las profesoras crean una comunidad que se revela mucho más oscura que una simple hermandad de institutrices de danza.

Confesamos que aquí somos del montón que sí la ha disfrutado, si bien aporta poco a la obra en que está inspirada. El ambiente es menos asfixiante y la historia está más enmarcada por lo que el componente misterioso se diluye, insistimos, comparándola con la que rodó el maestro del giallo en 1977. Sin embargo el acento en el poder de la feminidad y las escenas explícitas y delirantes la hacen muy disfrutable, para un público eso si, que sepa lo que va a ver. Pobre del que se piense que esto es un blockbuster.

La rave del terror

Va a ser complicado superar el nivel de este primer día, que comenzamos con 'Climax' del siempre sorprendente e incómodo Gaspar Noé. El realizador rodó este delirio lisérgico en 15 días y su guión tenía solo 5 páginas. Pero el argumento es casi lo de menos, aún así es obligado mencionarlo: un grupo de bailarines en formación de una prestigiosa compañía francesa (si, hoy el día va de bailes) celebra su fiesta de fin de curso. Mientras bailan aderezan el sarao con una sangría condimentada con una droga que convertirá la noche en una pesadilla.

La cinta comienza con una presentación de personajes, hablando a cámara desde una televisión rodeada de libros y cintas vhs, tales como: La metamorfosis de Kafka, Un perro andaluz, de Buñuel, 'Saló' de Pasolini o 'Suspiria', que ya sabéis de quién es... Noé adelanta que ha cogido una pizca de todas ellas, las ha mezclado en un ponche y ha agregado su propia creatividad, su estilo pasado de rosca para la que uno nunca está preparado.

Si la mezcla te posee pasas de cero a cien. El subidón te pega nada más comenzar la coreografía de arranque, en plano secuencia y totalmente hipnótica y ya es dejarse llevar por la sucesión de luces, música electrónica y dance y planos imposibles que te vuelven del revés. Es ya una obra de culto, sin duda.

El antídoto para bajar "el pedo" de 'Climax' ha sido una comedia surrealista firmada por el DJ y director francés Quentin Dupieux. Una joya indescriptible con la que el autor de otras locuras como 'Wrong Cops' o 'Rubber' ha arrancado carcajadas sinceras entre un público entregadísimo del Auditori. Con un reparto brutal y unos diálogos y un guión delirantes nos ha vuelto a ganar. Romper el esquema del tiempo, y vapulear a sus protagonistas es su especialidad. Es cierto lo que oí una vez de que "Dupieux es a la comedia lo que Lynch es al thriller". Si no os suena su nombre, ya estáis tardando.

Terminamos el día con las neuronas a medio gas ante 'Nekrotronic'. Una peli 100% festivalera en la que Monica Bellucci es un demonio decidido a comerse las almas de toda la humanidad usando los teléfonos móviles como vehículo para la posesión. Una comedia australiana en la que hay lugar para acción, amor, zombies, demonios, superhéroes y fantasmas. Todo mezclado y agitado en un cocktail divertido para cerrar un intenso día de cine y emociones fantásticos.

Seguro que te interesa

Seguro que te interesa:

El impactante aumento de peso de Christian Bale en 'Vice' interpretando al vicepresidente Dick Cheney

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.