Se Estrena » Festivales » Festival de Sitges 2016

FESTIVAL DE SITGES 2016

Crónica de Sitges 2016: El fiestón de Halloween de Rob Zombie

Nada de calabazas, disfraces ni caramelos. Para Rob Zombie la idea de un buen Halloween es raptar a un grupo de personas, encerrarlas en un recinto, ir soltando psicópatas y apostar quién consigue salir vivo cuando hayan transcurrido 12 horas. ¿Os apuntáis a '31'?

Fotograma de '31', de Rob Zombie

seestrena.com Fotograma de '31', de Rob Zombie

Publicidad

Pantalones de campana, gorra y con su inseparable esposa y musa Sheri Moon-Zombie apareció ante el impaciente público de Sitges el gran protagonista del día. Este director, amado por la organización del festival y comprendido a medias por el público (incluso por el de Sitges) tuvo unas palabras de halago para "el festival más divertido en el que hemos estado". Sheri Moon se dirigió al Auditorio en español, idioma que chapurrea puede que desde el rodaje de la peli que todos ya ansiábamos que empezara.

Lo que vimos fue un splatter con formas de cine de autor. Una cinta que comienza con secuencia en blanco y negro con poderosos primeros planos del personaje de Doom-Head. Una cara difícil de olvidar. A partir de aquí, la historia tantas veces contadas del grupo de gente en caravana que para donde no debía y que acaba envuelta en una violenta pesadilla.

Dejando a un lado sus remakes de Halloween, '31' seguramente sea la cinta más mainstream de Zombie, pero no por eso carece de interés. Repleta de esas filias suyas que todos conocemos: psicópatas con acento del sur, sangre, payasos, altares satánicos...Nos quedamos prendados del papel de Sheri Moon, que lucha como una leona enseñando los dientes en cada minuto del film y con el villano ya mencionado, Doom Head, un amante de su trabajo por horas que lo mismo se revienta a sí mismo la cara a puñetazos para terminar su "caracterización" para el espectáculo que te suelta una parrafada de filosofía vitalista o una cita del Ché.

Cualquiera diría que Zombie es un vegetariano convencido, con lo que les gusta la sangre. Claro que vamos a ir quitándonos ese concepto del vegetariano inofensivo amante de su planeta. Ya nos lo ha dejado bien claro la cinta 'Raw' (Grave, en francés.)

Fotograma de 'Raw'
Fotograma de 'Raw' | seestrena.com

Esta cinta no puede ser mejor ejemplo de lo que comentábamos ayer sobre el cambio de rol de la mujer en el cine de género, tanto delante como detrás de las cámaras. que el de esta cinta. La directora Julia Durconau hace un retrato psicológico sin miramientos hacia el conflicto de Justine, una novata universitaria que tiene que enfrentarse a esta nueva etapa de la vida y a empezar a ser quien es...y a comer lo que le pide su cuerpo. Avisamos de que 'Raw' contiene escenas muy explícitas que consiguieron hacer retorcerse en la butaca en varias ocasiones a un señor hecho y derecho sentado a nuestro lado durante la proyección. Si tienen estómago para no angustiarse con visión de la carne poco hecha, les recomendamos que no se la pierdan. Es una joya con todos los ingredientes para convertirse en cinta de culto.

No pudo ser más redondo el día de ayer. Disfrutamos al caer la tarde con la nueva propuesta del coreano Park Chan Wok, 'The Handmaiden'. Su cine nunca decepciona y es un deleite absoluto. Es complicado describir en palabras la belleza del cine de este señor y más aún su maestría al plasmar de esta manera, en ese envoltorio, los asuntos más retorcidos. Ambientada en Japón, dividida en tres partes y con dos protagonistas femeninas maravillosas que llevan el peso de toda la película. Un guión muy bien llevado y un puñado de escenas eróticas que ríete tú de 'La vida de Adèle'. Os va a sonar repetitivo, pero estamos encantados a toque femenino que vamos encontrando en este Sitges 2016.

Mañana os contamos más cosas desde el paraíso del fantástico, esperemos que menos lluvioso que este martes.

From Hell

Rachel

Publicidad