'Señor, dame paciencia' cuenta la historia de una familia “desestructurada e insana mentalmente”, como describe Eduardo Casanova, uno de los hijos de Jordi Sánchez en la cinta.

Álvaro Díaz Lorenzo dirige esta película que parte de un padre muy rígido y conservador que se ve obligado tras la muerte de su mujer a viajar con sus hijos y sus parejas a Sanlúcar de Barrameda para esparcir sus cenizas.

Un viaje lleno de problemas debido a las tensiones familiares, y es que el personaje de Jordi Sánchez es “un hombre excesivamente conservador que ha diseñado al milímetro el futuro de sus hijos”, como afirma el protagonista, por lo que el hecho de que ellos tengan otras ideas y personalidad no lo encaja muy bien.

“La comedia es ese género que hace que puedas hablar de cualquier cosa”, afirma Casanova, y ‘Señor, dame paciencia’ es una comedia con la que los actores están seguros que el público se va a identificar, y que a fin de cuentas transmite el mensaje de que hay que “aprender a superar las diferencias y abrazar lo que te une”, según el director.