Se Estrena » Especiales » Tomorrowland: El mundo del mañana

NUEVA PELÍCULA DE GEORGE CLOONEY

Las curiosidades más sorprendentes de 'Tomorrowland: El mundo del mañana'

¿Sabías que los productores descubrieron la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia por un anuncio en televisión? ¿Y que Brad Bird, el director de la película, 'trabajó' en los estudios de Disney cuando tenía 14 años? Descubre éstas y otras curiosidades del proyecto de 'Tomorrowland: El mundo del mañana', que llega a los cines el próximo 29 de mayo.

'Tomorrowland: El mundo del mañana'

seestrena.com 'Tomorrowland: El mundo del mañana'

Publicidad

Rayos de plasma de 'Men in Black'
Las armas de rayos de plasma, diseñadas por el ilustrador Tim Flattery de 'Men in Black', que se utilizan en la escena de la tienda de cómics, tiene luz interactiva que se extiende por el entorno y le da un toque de autenticidad. Las armas se construyeron con una batería inalámbrica muy pequeña pero potente. Tras el actor acciona el gatillo, el arma arroja luz interactiva.

El director Brad Bird durante el rodaje

Brad Bird, un creador muy precoz
A los 11 años, el director y guionista Brad Bird empezó a interesarse en la animación y en tres años terminó una película animada de 15 minutos que atrajo la atención de Disney Animation. Así que los 14 años, le ofrecieron asignarle un mentor, el famoso Maestro de la Animación Milt Kahl. Bird se alojó con unos amigos de la familia en Los Ángeles para aprovechar una oportunidad que sólo se presenta una vez en la vida.

Bridgeway Plaza, un escenario "enorme"
Se tardaron seis meses en construir la Bridgeway Plaza con un tamaño de medio campo de fútbol. El escenario era tan enorme que no existía ningún plató que pudiera albergarlo. Además se necesitaba una altura considerable para realizar las tomas aéreas y para dar cabida a las grúas de luces necesarias para iluminar el escenario. Otra complicación era que el escenario tenía que abarcar varios periodos de tiempo en el transcurso del guión: 1964, en la primera visita de Frank; 1984, cuando ocurre la visión inducida de Casey; y 2014, cuando se desarrolla el resto de la historia, lo que exigió intervalos de seis semanas entre rodajes para dar tiempo al equipo que volviera a decorar y cambiar el plató para cada periodo de tiempo.

Los ninos en 'Tomorrowland'

Dientes postizos por doquier
Una peculiaridad de trabajar con actores infantiles como Thomas Robinson y Raffey Cassidy, es que si empiezas a trabajar con un niño de 11 años en verano y no terminas la película hasta mitad del invierno, es muy probable que haya crecido, y eso incluye los dientes. Cuando Raffey llegó a Vancouver lista para empezar a trabajar, le faltaban dientes, así que tuvieron que ponerle falsos antes de iniciar el rodaje. Después, Thomas empezó a perder los dientes, uno a uno.

Vestir a 400 extras con ropa de 1984
El diseñador de vestuario Jeffrey Kurland tuvo que vestir a casi 400 extras con ropa de 1984 para las escenas del Salón de los Inventos y la Plaza de la Unisfera de la Exposición Mundial.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias en la película

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, en un anuncio
Cuando llegó el momento de crear una ciudad construida por visionarios con las últimas tecnologías, los realizadores sabían que no iba a ser nada fácil encontrar un sitio así. Al principio, dio la impresión de que había que construir Tomorrowland de cero, un proyecto largo y costoso. Pero se produjeron una serie de afortunadas coincidencias ya que Tom Peitzman, el productor de efectos visuales y coproductor de la cinta, dio con una localización con un aspecto muy futurista y se lo enseñó al director Brad Bird. Lo vio en un anuncio y tenía un aspecto tan futurista que lo grabó en su teléfono y se le enseñó al director Brad Bird. Era la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia en España.

Objetos reales de cada una de las épocas
El departamento de atrezzo tuvo que buscar objetos para las diferentes épocas de la película -1964, 1984 y 2014-, lo que supuso un gran reto. Los elementos del atrezzo están hechos de diferentes materiales según la época y también las modas. Así que hubo que documentarse y analizar detenidamente cada elemento del atrezzo para asegurarse que la tecnología y los materiales que iban a utilizar existían en los diferentes periodos de tiempo. Después los realizadores intentaron buscar piezas de verdad para que pareciera lo más auténtico posible.

La mochila propulsora, con piezas de una aspiradora
La mochila propulsora de 1964 diseñada para Frank joven fue una maravilla de la técnica y la imaginación. Cuenta con 40 cierres diferentes y soportes para enganches para aspiradoras Electrolux en los laterales. Los cables de control hacen funcionar las pequeñas palas de la parte posterior. Los cables van por la mochila propulsora hasta las asas para el actor pueda controlarla. La mochila propulsora se sujeta a una placa y se podía quitar fácilmente para que Thomas no tuviera que caminar con cerca de 9 kilos a su espalda entre tomas.

Publicidad