Se Estrena » Especiales » Cincuenta Sombras de Grey

ESCENAS PARA (+18)

Trece secuencias que nos ruborizaron más que 'Cincuenta Sombras de Grey'

Gustan y excitan. Y a la vez, ruborizan e incomodan. Nos ponen nerviosos, nos hacen sudar y dejar escapar la imaginación. Hablamos de escenas sexuales del cine que nos dejaron clavados al asiento. Veinte minutos del total de 'Cincuenta Sombras de Grey' serán "lo más bruto" que se haya visto nunca según la crítica americana. Pero en la memoria colectiva (referida a lo más primario del hombre) tenemos algunas posturas que nos enseñan un mundo de deseos tenebrosos aún por descubrir.

Las escenas más XXX del cine

seestrena.com Las escenas más XXX del cine

Publicidad

1. El misionero (version français)

'Amelie' se pregunta constantemente cuantas personas estarán teniendo un orgasmo en este mismo instante. Lo que (seguro) que no hubiese imaginado nunca es que su 'misionero a la francesa' -y especialmente su cara de "cela n’a rien a voir avec moi" (esto no va conmigo)- es una de las imágenes no explicitas más sensuales de nuestro histórico sexual.

'Amelie' (2001)

2. Retozo rural-festivo entre los matorrales

Woody Allen aparta la comedia por un momento. Y lo que provocan Scarlett Johansson y Jonathan Rhys Meyers no hace ninguna gracia. Las nubes se hacen en el cielo de 'Match point' para que sus protagonistas se deslicen y humedezcan entre el trigo. La fantasía de cada verano al visitar el pueblo.

Match Point (2005)

3. La (auto)satisfacción en el espejo

Estar con dos y que te sobre todo menos un buen espejo. Es el objeto clave de este momento de Patrick Baterman, el protagonista de 'American Psycho'. Se mira, se mira y se mira. Sus músculos son casi más placenteros que su compañía. Uno, dos, y más de tres, han copiado la técnica en la cama.

American Psycho (2000)

4. Fast fuc***g

A cámara rápida y muy bien acompañado. Muchos soñamos que como en 'La naranja mecánica, acabaríamos igual de bien que Alex, el protagonista, al invitar a dos amigas a ver su colección de vinilos. Sabanas fuera, desodorante y un mundo multipostural al son de la obertura de la ópera 'William Tell' de Gioachino Rossini.

La naranja mecánica (1971)

5. La cruzada

El instinto más básico cambió la percepción de los interrogatorios policíacos. Por su culpa (por su culpa, por su gran culpa…), sentarse de piernas se ha convertido en un misterio rebosante de sensualidad. Para que surja efecto, lo importante es la ausencia de vergüenza (y de ropa interior) a lo Sharon Stone en 'Instinto básico'.

Instinto básico (1992)

6. Un tango grasiento bailado en el suelo

María Schneider sodomizando a Marlon Brando (en 'El último tango en Paris') en un cuarto de baño y fantaseando con cerdos fue demasiado para la mayoría. Pero contra el suelo, él tras ella, y la mantequilla por medio, -aunque ruboriza por igual- dejó volar la imaginación en 1972 y quizás hasta llenó las escuelas de tango del mundo entero.

El último tango en París (1972)

7. Secreto ibérico

La erótica de la marca Pedro Almodóvar enseña que la cama, en el cine, también es cosa de hombres. La obsesión se rinde de rodillas, en la cama y con Eusebio Poncela y Antonio Banderas.

La ley del deseo (1987)

8. El vaho del deseo montado en un 35 HP Renault

La huella de la mano de Rose marcada en el cristal del Renault de la bodega del 'Titanic' se ha repetido (pondría yo la mia en el fuego por esta afirmación) en millones de coches de todo el mundo. La postura entre Leonardo DiCaprio y Ket Winslet es un icono de lo sexual sin enseñar absolutamente nada. Los géminos y el vaho de la respiración, en cambio, lo muestran (metaforicamente) todo.

Titanic (1997)

9. Empolvados en el romanticismo de un cuarto de baño

En 'Tengo ganas de ti', Clara Lago se sube ligeramente su vestido de "fulanilla de los 80" y llama la atención de Mario Casas para que le siga hasta el baño. Lo que va a continuación es una cita empolvada en romanticismo, desenfreno adolescente y mucho morbo. Escena (+18) para todos los públicos.

Tengo Ganas de Ti (2012)

10. Una postura de altura

Tocando el cielo (doblemente) y a la vista de Nueva York. Es una constante en el etéreo mundo de los sueños xxx y que cumple el protagonista de 'Shame'. Al personaje de Michael Fassbender, un adicto al sexo, que de tanto practicarlo no encuentra placer en sus actos, le llenó –bromas aparte- mucho menos que a los espectadores.

Shame (2011)

11. La tenazilla de Adèle

Las dos amantes de 'La vida de Adèle' encuentran en las mujeres fortachonas de los cuadros de Rubens, un mensaje puramente erótico que son capaces de encender relaciones mucho más allá de lo sexual. Pero es el amor (y el sexo) entre Adèle y Emma lo que ha generado controversia y fascinación a partes iguales.

La vida de Adèle (2013)

12. Ideas para una primera vez

El episodio de la tarta marcó a toda una generación de adolescentes. 'American pie', en general, también. Es una clase magistral de todo lo que sería mejor no hacer cuando aún no sabemos cómo funcionar en el lecho ¿de amor?. Jason Biggs (como Jim) lo intentaba sin éxito constantemente. Para frustración de él y de todos.

American Pie (1999)

13. Un hostal y dos negros con grandes dudas

Lars Von Trier realza el sexo con su arte bruto y natural. Para él, entre el placer y el dolor no hay casi diferencia. 'Nymphomaniac' posee entre sus escenas, la más "dura" de lo que dejó el cine en 2014. Dos negros discuten, ante una confusa Charlotte Gainsbourg, por dónde se lo hará cada uno (sí, eso que estas pensando). Lo hablan en una lengua que ella no entiende, y que finalmente le dejará con un deseo a cumplir de por vida. Es el momento sexualmente más cómico de la cinta.

Nymphomaniac (2013)

Publicidad