Más de 850 salas de cine abren el lado más salvaje de Grey. Público mayoritariamente femenino, jóvenes y no tan jóvenes con ganas de divertirse. Las salas están haciendo el agosto como explica Oscar Ruiz, trabajador de los cines Kinépolis de Granada, "llevamos vendidas 8.500 localidades y esperamos duplicarlo".

Buena crítica pero, según cuentan los espectadores, quien se ha leído el libro acaba defraudado. Cierto o no, dicen, lo mejor del filme es la segunda parte. Porque en San Valentín muchos sacan el Grey que llevan dentro, en algunos sex shops los productos de la línea de Grey están agotados.

Nina de Juan, encargada del sex shop 'Egolalá' afirma que prevén vender un 60% más este fin de semana debido al estreno del film. Porque además de verla, algunos prefieren montarse su propia película.