Hemos reído, llorado y cantado mil veces con 'La Sirenita'. Pero pocas veces Disney nos ha trastornado tanto en sus películas. Porque de pequeños todos bailamos 'bajo el mar', pero una vez crecemos podemos ver la cara B de los clásicos que nos acompañaron durante nuestra infancia y llevarnos alguna sorpresa que otra.

Te pedimos perdón por adelantado. Pero la realidad es la que es. Se nos ocurren pocas torturas psicológicas peores a la que exponer al personaje de una película.

En el vídeo de arriba descubrirás el trauma infantil que preferirías no saber.

· · ·

Seguro que te interesa

El dibujo de Halle Bailey como 'La Sirenita' que supera a la imagen de Ariel en Disney