No hay película Disney que no hayas visto. Las canciones de los grandes clásicos pasaron a la historias y sabemos que la nostalgia aflora con cada canción. Pero es el momento de saber cuánto has dejado de lado aquello que te hizo tan feliz en el pasado. Eso sí, si fallas piensa que siempre es buen momento para ponerse los mejores éxitos.