Blake Lively y Ryan Reynolds acudieron a un pase privado de 'El regreso de Mary Poppins' para apoyar a su amiga y protagonista, Emily Blunt.

Blake lució un original vestido asimétrico que ella misma describe así:

"La intención era ir de chic como 'Cenicienta después de que las hermanastras le destrocen el vestido porque la odian'...".

Lo cierto es que con su carisma y esa sonrisa es difícil que algo le quede mal. ¿Qué te parece el look?