Se Estrena » Curiosidades

Sólo de pensar en el final de 'Toy Story 3' se nos salta la lagrimita

Su magia, al descubierto: Así manipula Pixar nuestras emociones para que lloremos a moco tendido

Los creadores de Pixar pueden llegar a ser muy crueles, y las bandas sonoras es el elemento principal en el que esto se demuestra. Parecía un secreto insondable la manera en la que las películas de dibujos animados removían nuestros sentimientos hasta la lágrima, pero ¡ay! que os hemos descubierto, creadores de sueños.

La historia de amor de 'Up' ablandó nuestros corazones

seestrena.com La historia de amor de 'Up' ablandó nuestros corazones

Publicidad

seestrena.com | @seestrena | Madrid
| 23.09.2016 11:29

¿Alguna vez has pensado por qué hay momentos en las películas de Pixar en las que estás tan triste que no quieres salir de la cama en tres días? Muchas veces las bandas sonoras son las culpables de esto, no las melodías, que también, sino la forma de utilizarlas.

El usuario de YouTube Sideways ha explicado en un vídeo de diez minutos cómo muchas veces es el momento en el que utilizar la música la clave para todo. Muchas veces se cree que montar una escena triste mientras suena una melodía triste es lo que hay que hacer para conseguir una escena efectiva, pero Sideways explica que la mayoría de las veces es al contrario. Con un trabajo paso a paso, una melodía feliz puede tener el efecto más triste en una persona.

En el vídeo que ha subido a su canal pone como ejemplo la primera escena de la película 'Up'. En tan sólo diez minutos asocian una melodía, 'La melodía de Ellie', a los momentos más felices de Ellie y Carl para después, en la escena del funeral, volverla a repetir. De esta manera la película en un primer lugar se asocia una canción a un momento feliz, para que en el momento triste, al escuchar la melodía, la asocies con el momento feliz y sea todo más efectivo.

El vídeo también explica otra herramienta de Pixar para hacerte llorar como un bebé. En este caso pone como ejemplo 'Monstruos S.A'. En la película asocian poco a poco una canción no al personaje de Boo o al personaje de Sully, sino a la relación entre ambos. De esta manera, cuando comparten momentos esenciales en la formación de su vínculo suena la melodía, utilizando el recurso del triste/feliz del que hemos hablado con anterioridad.

Pixar consigue que asociemos una melodía con un personaje, una situación o una relación y la va repitiendo con ligeros cambios a lo largo de toda la película, para que sin que nos demos cuenta se nos quede el corazón hecho papilla.

No sabemos si darle las gracias a Pixar o maldecirles, pero lo mejor es que veas el increíble vídeo de Sideways y lo juzgues por ti mismo:

Publicidad