La muerte de Paul Walker dejó un vacío irremplazable en la saga 'Fast and Furious'. El actor falleció en un accidente de coche con 40 años en 2013, lo cual fue un duro golpe para todo el equipo y especialmente para su "hermano" Vin Diesel.

Walker y los demás actores se encontraban rodando 'Fast and Furious 7' en la época de la tragedia, y la producción se paró durante meses para que todos pudieran pasar el duelo de su pérdida.

Sin embargo, el show debió continuar, y los planes para el final de la séptima entrega dirigida por James Wan tuvieron que cambiar inevitablemente.

Gracias a metraje anterior, a la tecnología CGI y a la ayuda de los hermanos del fallecido, Cody y Caleb Walker, pudieron completar las escenas de Brian O'Conner, el personaje de Paul, y darle la despedida que se merecía con esa inolvidable escena conduciendo hacia el horizonte.

Sin embargo, ¿qué iba a pasar con su personaje antes del trágico suceso? En el vídeo de la noticia encontrarás los detalles de su guionista, Chris Morgan, sobre el final original.

Seguro que te interesa

La hija de Paul Walker muestra la faceta más desconocida de su padre en una íntima imagen: "Este tipo de luz es difícil de encontrar"