Todos tenemos un doble en algún lugar del mundo. Puede que nunca lleguemos a encontrarlo. Pero, ¿y si ese doble hubiese estado delante de tus narices todo este tiempo? Eso mismo le ha pasado a Christian Bale, alguien que ya no es tan único como pensaba.

¿Os ha impactado tanto como a nosotros?