La imaginación de Tim Burton no parece tener fin. Desde sus primeros pasos ya dejó claro que no era un director convencional. A lo largo de su carrera ha ido construyendo un estilo propio que ha llegado a lo más alto en la industria de Hollywood. Es imposible ver una película de Tim Burton y no saber que es de Tim Burton.

Una mezcla entre su estilo y el universo mágico de J.K. Rowling es, cuanto menos, interesante de ver. Pero gracias a las divertidas ilustraciones de Víctor Medina, más de un fan empieza a soñar con ver en cualquier tipo de formato esta unión.