Cuando se estrenó 'Ha nacido una estrella', la película estaba en boca de todos. Su éxito llegó a todos los rincones del mundo y finalmente le dejó a su director Bradley Cooper una inmensa cantidad de premios y nominaciones. Las dos estrellas protagonistas enamoraron junto al resto del reparto con su química, en un registro como cantante que era completamente nuevo para el actor.

Pero la actriz y cantante Lady Gaga no fue el único fichaje en el que Cooper colaboró, si no que quería a una persona concreta dentro de la cinta, e hizo todo lo posible para que así fuera.

El director conoció a través de Kanye West al comediante Dave Chappelle, y según Vulture, viajó hasta su casa en Ohio en una reunión que organiza anualmente para proponerle que saliera en su película, aunque se habían visto en muy pocas ocasiones.

Desde entonces, tal y como cuenta el humorista: "Bradley Cooper me llamaba cada dos días" para convencerle de que cogiera la oportunidad. Finalmente aceptó el papel de George 'Noodles' Stone, íntimo amigo de Jackson Maine, al que conocía desde siempre y se convirtió en un papel muy emotivo y un apoyo relevante para el personaje en un punto de la acción.

¿Lo más increíble de todo? ¡Reconoce que principalmente lo hizo para que Bradley Cooper dejase de insistirle! También admitió que "me mandó el guion pero nunca lo leí, no sabía que iba a ser tan buena", lo que concuerda con los pocos días que estuvo en el set de rodaje, ya que no fue testigo de todo el proceso de grabación.

Ahora Chappelle se muestra honrado de haber participado en el primer proyecto de Bradley Cooper y también alaba su trabajo como director.

Seguro que te interesa:

Bradley Cooper ofendió a Lady Gaga con esta escena improvisada de 'Ha nacido una estrella'