Javier Bardem visita este martes el Festival de San Sebastián como productor del documental 'Bigas x Bigas', un proyecto casi casero que rezuma amor por el cine y más en concreto, por el "padre" de uno de los grupos de actores, hoy en la cuarentena, como el propio Bardem, que nacieron con Bigas Luna. "Sin él, todo habría sido distinto, nuestras carreras habrían sido totalmente distintas".

De hecho, el ganador de un Óscar no se imagina su vida si "hubiera sido de otra manera. Es muy definitorio", ha añadido. Bardem ha acudido a un encuentro con un grupo reducido de periodistas, acompañado de Jordi Mollá, compañero de rodaje en "Jamón, jamón" junto a su esposa, Penélope Cruz, para hablar de 'Bigas x Bigas', un documental que aprovecha grabaciones del propio cineasta y que se proyecta en la Sección Oficial fuera de concurso.

Se trata de un diario fílmico que el cineasta grabó con una cámara de vídeo en sus lugares preferidos, su hogar, su huerto y su cocina donde su familia de verdad y la "postiza", actores y actrices que mantuvieron con él una relación íntima, no tienen ningún pudor en mostrarse tal cual, un ejercicio de "generosidad y amor", apunta Bardem.