AY, ESAS BRAGUITAS ROJAS

AY, ESAS BRAGUITAS ROJAS

Las 10 tradiciones de Nochevieja más absurdas

Braguitas rojas, anillos en copas que te traen el amor, papeles quemados con deseos para el nuevo año... Hay decenas de tradiciones de Nochevieja que nos prometen un año mejor y que son tan absurdas como entrañables. Os dejamos con nuestras diez preferidas.

bragas rojas
Bragas rojas. Admítelo, te las has puesto. | Cocinatis

1- Ropa interior roja. El clásico. El abanico en materia de lencería roja es muy amplio: están esos tangas masculinos con Papá Noeles que son los mayores enemigos de la líbido o esos minitangas de encaje que muchas escogen para esta fecha. Generalmente los proveedores de dicho material suelen ser los chinos, ya que nadie invierte demasiado en tejidos de calidad suprema si para hacer las cosas bien hay que quemarlas cuando acaba la noche. Así pues, si queréis un 2016 lleno de buenas nuevas, montad un buen dispositivo para quemar vuestra ropa interior con cuidado de no desatar un incendio en casa.

2- Pasear por casa con una maleta. ¿Que te gusta viajar pero tu bolsillo no te lo permite? ¿Desde cuándo ha sido eso un problema si tienes en casa una maleta vacía? Basta que te pasees con ella por todas las estancias de la casa para asegurarte un año lleno de viajes. Absurda, sí, pero estarás con nosotros en que tampoco cuesta nada probarla.

3- Encontrar pareja con las uvas. Si lo que quieres es encontrar pareja en el año que empieza nada mejor que seguir otra traducción chorra pero, al fin, sencillita: ponerte de pie y levantarte con cada una de las doce campanadas. Está claro que esto te va a dificultar tragarte las 12 uvas como manda la tradición, con lo cual puedes tener mala suerte. Deliciosas paradojas de Fin de Año, sí señor.

4- Anillos de oro en el primer brindis del año. Esta tradición que seguro que a más de uno le ha dado un disgusto en algún momento de sus vidas servirá para tener un año lleno de prosperidad económica. Basta con introducir en la copa de cava una sortija de oro, con mucho cuidado de no tragársela en el fragor de la batalla, y realizar con ella el primer brindis del año. El dinero llamará a tu puerta.

5- Dinero en los zapatos. Y seguimos con deseos pertenecientes al plano material. Si lo que quieres es dinero, otra opción, perfectamente compatible con la de la sortija en la copa, es recibir el año con dinero en el interior de los zapatos. Dinero llama a dinero, dicen, ¿no? Pues eso.

6- Tirar cosas por la ventana. Esto se hace en el distrito de Hilsboro de Johannesburgo (Sudáfrica), donde se da la bienvenida al año nuevo tirando cosas por la ventana, que pueden ir desde hornos microondas a camas enteras. La alegoría está clara: liberarse de lo viejo, de lo malo, de lo anquilosado, mandarlo al cuerno para que sea sustituido por cosas nuevas. Y encima vivir una descarga de adrenalina que nos va a mantener tranquilos unos meses.

7- Besar. Es una bonita tradición que se practica en Estados Unidos, y consiste en besar a alguien justo a las 12 de la noche. Si no, dice la caprichosa tradición, vas a tener 365 días de auténtica falta de cariño. Será una chorrada, sí, pero quién se arriesga.

8- Salir a la calle y encontrarte una persona joven. Hay una tradición estúpida a más no poder que dice que el año será fantástico si la primera persona a la que te encuentras cuando sales a la calle una vez iniciado el nuevo año es muy joven. Cuanto más mayor sea la persona, más desastroso va a ser el año. ¿La solución? Irse a comer las uvas a la puerta de un hospital de neonatos, siempre deseando que no se haya presentado la abuela a dar la bienvenida al recién nacido.

9- Quemar lo malo. Se trata de escribir las cosas negativas del año que termina en diversos papeles y proceder a quemarlos antes de que empiece el año nuevo. Es una manera, asegura la tradición, de dejar atrás todo aquello que nos ha atormentado durante el año. Dicen los ortodoxos de esta tradición que el ritual de quemar debería tener lugar ante la imagen de nuestro santo preferido, aunque los ateos también pueden hacerlo sin necesidad de imágenes religiosas.

10- Intercambiar una prenda con tu pareja. Para que vuestro amor sea, si cabe, todavía más sólido tenéis que intercambiar una prenda de ropa y guardarla durante todo el año según manda una de las grandes tradiciones absurdas que muchos ponen en práctica en Nochevieja.

Y, dicho esto, sólo nos queda desear tanto a los que aman el absurdo como a quienes no piensan comerse ni las uvas un muy feliz año 2016.

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | 28/12/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.