Apostamos por ello

Apostamos por ello

¿Es el torto asturiano la nueva pizza?

Esta delicia, hecha a base de maíz, admite tantos 'toppings' como queramos. En Asturias ya es una estrella y ahora podría convertirse en la nueva sensación gastro en toda España.

Tortos con pantrucu y huevo.
Tortos con pantrucu y huevo. | Flickr

Cada temporada, son muchos los 'insiders' gastronómicos que tratan de predecir cuál será el próximo plato de moda, capaz de sustituir al poké o al bao de anteriores temporadas. Aunque a veces se rebusca en latitudes lejanas, también puede ser que la próxima sensación no venga de ningún país exótico, sino de aquí al lado. Esta temporada apostamos por el torto asturiano, uno de esos platos que gustan a todo el mundo.

Los ricos tortos asturianos, al desnudo. | Pixabay

¿Qué es un torto? Pues es, básicamente, una masa plana y frita a base de harina de maíz, comida humilde que, sin embargo, ahora conoce una segunda juventud y que está tomando el relevo del ya demasiado explotado cachopo. Se hace de la siguiente manera: se caliente medio litro de agua con un poco de sal y aceite y se vierte sobre medio kilo de harina. Se amasa hasta dar forma a una bola que se deja reposar tapada durante poco más de 15 minutos, ya que al no llevar levadura no va a subir. Transcurrido el tiempo, se parte en trocitos redondos que se aplastan sin dejarlos demasiado finos para evitar que se rompan al freírse en la sartén, con un aceite de oliva no demasiado potente. Una vez dorados por ambos lados, se retiran del fuego y se dejan templar.

En cada restaurante asturiano se preparan de una manera determinada y no hay una ciencia exacta, aunque el chef Nacho Manzano de Casa Marcia (La Salgar, Arriondas), dos estrellas Michelin que este año cumple 25 años, los elabora con un agujero en el medio para hacerlos menos aceitosos. Otros los dejan totalmente planos y sin orificio, que es la forma más tradicional. Un buen torto tiene que resultar ligero y crujiente, aunque, cuanto más agua le echemos, más esponjoso quedará... Es primo hermano de las tortas mexicanas o incluso de las arepas venezolanas, aunque el hecho de que vaya frito le otorga su propio carácter.

El torto, en versión del restaurante Cilindro. | Cilindro restaurante.

¿Qué poderes tiene para competir con otros 'hits' como la pizza o el cachopo? Un tamaño ideal para probar varios y una gran versatilidad respecto a los 'toppings' que puede llevar. Es muy típico ponerle picadillo de la matanza y un huevo frito. Otros no dudan en verterle por encima carne de pitu de caleya. Manzano lo acompaña con un revuelto de la casa a base de huevo, cabrales y cebolla caramelizada. También es típico ponerle 'pantrucu', un peculiar embutido del oriente asturiano parecido a la morcilla, pero que incluye harinas en su preparación. Por su capacidad de generar puentes con Latinoamérica y su cocina, no falta quien le pone guacamole, como José Antonio Campoviejo, del restaurante El Corral del Indianu (Arriondas). También puede sustituirse la sal por el azúcar y tomarse dulces... En Asturias está muy presente en muchos restaurantes, pero, ¿es fácil encontrarlo en otros lugares?

Quizá Madrid es la ciudad fuera de Asturias donde es más fácil de poder tomarse el torto y, sin duda, la lista de restaurantes va creciendo. Casa Antonio y La Bobia, ambos situados en La Latina, lo ofrecen, al igual que El Escarpín, uno de los clásicos de la cocina asturiana en la capital. Incluso cocineros como Mario Céspedes, de Ronda 14 y Cilindro, originario de Perú pero con trayectoria en Asturias, lo incluyen versionado en su carta, con un rico guiso de rabo de toro. Es el momento del torto: solo nos queda disfrutar de esta joya.

Javier Sánchez | Madrid | Actualizado el 03/09/2018 a las 08:31 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.