Sal de casa y descubre cómo se come en otros países

Sal de casa y descubre cómo se come en otros países

Sorber la sopa y otras costumbres a la mesa que te dejarán flipando

¿Sabías que en Japón está considerado de buena educación sorber ruidosamente la sopa? Salir de viaje significa enfrentarse a costumbres curiosas a la mesa. Te contamos 10 de las más llamativas.

Tranqui, puede meter la mano en el cazo, que no pasa nada.
Tranqui, puedes meter el cazo, que no pasa nada. | Schilleck / Wikipedia

A ver qué te piensas. ¿Tu crees que lo de el calimocho lo entienden más allá de nuestras fronteras?, ¿o piensas que un guiri no flipa cuando le hablas de la siesta o de que antes de las 10 de la noche no vas a cenar ni de broma? Pues cuando coges la maleta, pasa lo mismo, pero al contrario. Irse por el ancho mundo equivale a conocer tradiciones culinarias que nada tienen que ver con las nuestras.

- Sorber la sopa es guay. Anda que no te regañó veces tu madre por hacer el guarro sorbiendo la sopa a todo decibelio. Pues si hubiera estado en Japón se la hubiera tenido que envainar. Allí se toman la sopa con (mucho) ruido por dos razones: para que se enfríe más rápido y para demostrar tu satisfacción por el plato.

- Con la mano… derecha. Tanta murga con que aprendiéramos a usar el tenedor y el cuchillo y resulta que en países como India se come directamente con la mano. Eso sí, con la derecha, porque la izquierda la usan para… Amigos zurdos, tenemos un problema.

- Deja algo en el plato si te ha gustado la comida. Otro tabú de nuestra infancia: dejar limpio el plato como si ya no tuviera que pasar por el lavavajillas. El “cómelo todo” de nuestros padres hace que algunos no dejemos ni las migas. En China prefieren dejar algo sin comer porque así dan a entender que todo estaba bueno y que ha sido suficiente. Ahí tienes a tu anfitrión, mirando un trozo de pato que has dejado, y haciéndote un gesto de aprobación.

- Eructar significa “gracias”. En el lenguaje de los sapos, supongo. El caso es que hay países como Egipto donde, si después de comer, no te guardas para tus adentros los gases, todos entenderán que el almuerzo ha sido de tu agrado. Esta es la típica costumbre que NO podemos importar…

- Hasta que el yayo empiece, nada. En Asia respetan mucho a sus mayores. En países como Corea del Sur no se puede empezar a comer hasta la persona de más edad lo haga. Reza porque el abuelo haya venido con hambre que, si no, más a pasar más hambre que el perro de un ciego.

- Ojito con cómo ponemos los palillos. En una comida en China o Japón, siempre que no estemos usándolos, hay que dejarlos apoyados en el sostenedor que se pone a tal efecto sobre la mesa. Si los dejamos dentro del bol estaremos haciendo referencia a ofrendas de alimentos a los fallecidos. Lagarto, lagarto…

- Compartir es amar. Nada de platos individuales en Etiopía. Lo consideran un derroche. Lo que hacen es poner la fuente en el centro de la mesa y a coger con la mano. Hay que procurar andar listo, porque como el resto de los comensales sean rápidos, nos quedaremos a medias.

- No pongas las manos debajo de la mesa. A los rusos les parece de muy mal gusto que pongas las manos debajo de la mesa. ¡Qué van al pan! Si quieres quedar bien con tu anfitrión, ponlas siempre encima. Que se vea que no hay nada que ocultar…

- El tenedor, solo para empujar. Los tailandeses ponen tenedor y cuchara encima de la mesa, pero el primero solo debes usarlo para llevar la comida hasta la segunda.

- Siempre, SIEMPRE con cubiertos. Los chilenos utilizan tenedor y cuchillo hasta para la pizza o la hamburguesa así que si algún día estás por Santiago olvídate de comer con las manos. ¿O es que tus padres no te enseñaron a usar los cubiertos?

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | 20/06/2014

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.