Vale, es otoño, pero aquí no te lo parecerá

Vale, es otoño, pero aquí no te lo parecerá

Siete sitios que te harán sentir como si el verano aún no hubiera terminado

¿Quién dijo que el otoño es un bajonazo? En estos 7 sitios sentirás que aún es verano...

Javier Sánchez | Madrid | 03/10/2018

En Molino de Alcuneza, el verano aún sigue por allí.
En Molino de Alcuneza, el verano aún sigue por allí. | Molino de Alcuneza.

"El finaaaaal del verano llegó.... y tú partirás", cantaban el Dúo Dinámico en una de esas canciones bajoneras que se usan habitualmente para dar carpetazo a la época estival. Es otoño, de acuerdo. Es más: ¡es octubre! pero eso no debe impedirnos soñar con un verano sin fin en el que nunca deje de hacer calorcito. Para prolongar esa sensación maravillosa, he aquí siete lugares ideales en los que seguir sintiendo el picorcillo del veranillo.

La maravillosa terraza de Marina Beach. | Marina Beach

Marina Beach (Valencia). ¡Oh maravilla! Un 'beach club' diferente al resto porque aquí, además de poder vivir sesiones de los mejores dj, hay restaurantes en los que se come muuuy bien. No en vano, el maestro paellero Juan Carlos Galbis, les asesora en sus arroces, que alcanzan la excelencia. Lo mejor es que este complejo que se sitúa en la playa de Las Arenas cuenta con una 'infinity pool' en la que poder hacer unos largos tras hacer disfrutado de su estupenda oferta gastronómica en la que, además de los arroces, hay cositas ricas como el ceviche de corvina o un mar y montaña de mollejas a la brasa y gamba que no deja indiferente.

La cigala a la sal de El Retiro. | El Retiro

El Retiro (Llanes). En la pequeña aldea de Pancar, al ladito de Llanes, se encuentra este recoleto restaurante con estrella Michelin en el que el chef Ricardo Sotres practica una cocina de territorio donde sus platos se nutren de la materia prima local. Se puede comer a base de menú degustación con la ostra en escabeche o el kiwi asturiano con berberechos, jalapeños y manzana como platos fuertes, pero también a la carta, con el arroz con pitu de caleya como punto álgido. Todo muy rico y en un entorno ideal para luego dar un paseo por alguna de las numerosas playas de alrededor.

El espectacular interior de Viva Madrid. | Viva Madrid

Viva Madrid (Madrid). Que en Madrid el otoño es una continuación natural del verano es algo que resulta más cierto que nunca. Por eso, octubre invita a salir a las calles y probar cosas nuevas como Viva Madrid, la nueva taberna del coctelero Diego Cabrera, que recupera uno de los espacios más icónicos del centro de la capital, templo de la coctelería en los años 20 y lugar de referencia de la movida en los 80. En su barra, lo suyo es disfrutar de una media combinación -con una base de vermut y ginebra- y darse el gusto de picar algo con una carta rica y que armoniza de lujo con el bebercio fino, como el pepito de ternera o los torreznos. Lujo castizo.

Al rico espeto de sardinas de Molino de Alcuneza. | Molino de Alcuneza

Molino de Alcuneza (Sigüenza, Guadalajara). A hora y media de Madrid se encuentra el paraíso. O, al menos, algo que se le parece mucho. Molino de Alcuneza es un hotel perteneciente a la asociación Relais & Châteaux, que se sitúa en un espacio marcado por la tranquilidad. Su restaurante es una joya, con uno de los mejores desayunos de hotel de España (según la Real Academia de Gastronomía) y en el que Samuel Moreno, que dirige el proyecto junto a su hermana Blanca, practica una cocina que se nutre del entorno y con especial importancia de las setas o la caza. El pan es propio y el colofón lo pone un jardín en el que relajarse y olvidarse de que la hoja está a punto de caer, según el calendario.

Gambas a la parrilla en Pez Fuego. | Pez Fuego.

Pez Fuego (Madrid). ¿Hay algo que remita más al verano que las brasas? Conscientes de ello, en este nuevo restaurante situado en el corazón financiero de Madrid cocinan de esta manera pescados y mariscos frescos comprados directamente en lonja y que son los protagonistas de una variada oferta gastronómica, donde tampoco pueden faltar exquisitos arroces y los mejores cortes de carne. Todo regado con una buena carta de vinos y con una completa oferta de coctelería. Como si trasladáramos el mejor chiringuito, en versión chic, al centro de Madrid.

Una terraza única la de Casa Elena. | Casa Elena.

Casa Elena (Cabañas de la Sagra, Toledo). Otro oasis situado a apenas una hora de Madrid. En Casa Elena se elabora una propuesta gastronómica basada en la altacocina tradicional, con producto ecológico y kilómetro 0, que ha sido premiada en diversas ocasiones por luchar por preservar el medio ambiente. Todo, con el cariño que le pone César Martín su propietario, y en el marco de una antigua casa con un pajar de los años 30 del siglo pasado, reformada con un profundo respeto a su arquitectura original. Gastronomía 'slow food' para disfrutar de lo lindo.

Los té matcha de colores, signo de la casa. | Suís & Bowls

Suís & Bowls (Barcelona). Si algo tiene también el verano es color y ese afán por cuidarse que lleva a apostar por platos equilibrados. Ambos elementos están presentes en Suís & Bowls, donde apuestan por una carta saludable en la que los boles y los postres caseros gozan de un amplio protagonismo. Además, la nota de colorín viene dada por los té matcha coloreados (colored matcha), una tendencia en Instagram en la que el tono viene dado por ingredientes naturales. El sitio ideal para brunchear y tener la sensación de que el verano aún sigue entre nosotros.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.